Art Basel Buenos Aires: “No podríamos haber hecho esto en Nueva York, donde los espacios públicos en su mayoría son tomados por el mercado inmobiliario”

0
124



Cecilia Alemani, curadora de Art Basel Cities: Buenos Aires

ArteBa 2018 también fue escenario para mostrar lo que depara el arte del futuro. Bueno. Está bien. No hay que ser tan grandilocuentes. Pero lo cierto es que muestra el arte más actual y que, en una de sus facetas, sucederá dentro de unos meses en Buenos Aires con una intervención artística potente y simultánea en varios barrios a través del proyecto Art Basel Cities, que se realizará en septiembre.

Para buscar las locaciones y establecer los proyectos con los artistas -argentinos o no- llegó Cecilia Alemani, curadora italiana cuya base se encuentra en Nueva York y que estuvo a cargo del pabellón de Italia en la Bienal de Venecia de 2017.

Alemani conversó con Infobae Cultura para comentar acerca del arte más actual y cómo una ciudad puede convertirse, a la manera del cuento de Borges Del rigor de la ciencia en el que los cartógrafos, en honor a la rigurosidad, realizan un mapa que es del mismo tamaño que la ciudad que dibujan: un mapa perfecto. Para inspirarse en el proyecto, Alemani pensó en Rayuela, la novela de Julio Cortázar. Y participarán artistas como Maurizio CattelanEduardo Basualdo, Pia Camil, Maurizio Cattelan, Gabriel Chaile, Alex Da Corte, Santiago de Paoli, David Horvitz, Leandro Katz, Barbara Kruger, Luciana Lamothe, Ad Minoliti, Eduardo Navarro, Mika Rottenberg, Mariela Scafati, Vivian Suter y Stan VanDerBeek.

“Vamos a tener alrededor de veinte instalaciones en Buenos Aires en tres barrios, La Boca, Costanera Sur-Puerto Madero y Palermo-Recoleta. Se puede exhibir arte en un museo, en una galería, también en un barrio, en las calles, donde se exhibe a personas que muchas veces no van a la galería”, explicó.

Alemani participó de la última edición de arteBA

¿Y cómo reacciona un vecino que de repente se encuentra en el medio de una obra de arte?

–Ahora vamos a empezar a conversar con la comunidad para que podamos tener una colaboración mutua para esta experiencia. Invitamos a 17 artistas y estoy buscando las locaciones.

Si yo fuera un vecino de La Boca que vive en una cuadra donde va a realizar una instalación, ¿necesitaría mi autorización?

–A veces es una casa privada, por lo que no necesitamos autorización, otras en la calle, entonces necesitamos la autorización de las oficinas de Espacio Público, ya veremos qué trámites necesitaremos hacer.

¿Me puede decir qué es lo van a hacer?

–No todavía, pero puede ser una instalación en una plaza, una película exhibida en una casa, puede ser algo en el río, en el Riachuelo.

En La Boca hay unos botes que cruzan a Isla Maciel, que es un lugar muy popular…

–¡Crucé en uno de ellos! Hice un hermoso viaje por el Riachuelo el otro día. No queremos hacer algo “folcklórico”.

La Boca, uno de los barrios elegidos como escenario de Arte Basel Cities

Usted vive en Nueva York.

–Sí, y dirijo High Line Art, el programa de arte público en el parque High Line.

¿Siempre se dedicó a la curadoría de arte?

–En Italia estudié Filosofía…

¿Tuvo algún profesor que la haya marcado?

–Después de estudiar en Milán fui a Francia donde estudié con Georges Didi Huberman. Hice mi tesis en George Bataille y luego fui a Nueva York. En Venecia curé el Pabellón de Italia y la idea era pensar cómo actúa la parte inconsciente en el arte.

Bueno, una Bienal como la de Venecia se podría pensar como el súmum de la institucionalización del arte hoy. En cambio, el arte en espacios públicos sería un tanto diferente.

–Claro. Cuando se entra al museo se asume que se va a ver gran arte. Quien lo visita puede esperar una obra de Van Gogh, que es genial. En cambio, el arte en espacios públicos permite la irrupción inesperada de ese arte, y una participación distinta de quien se encuentra allí, diferente a la institución museística.

“Rayuela” la novela de Julio Cortázar será uno de los ejes del proyecto

Su proyecto está ligado a Rayuela. ¿Leyó la novela?

–La estoy leyendo ahora mismo. Lo que me interesa del libro es su estructura no lineal, de a saltos, su carácter experimental. Es una metáfora de cómo me gustaría que el público viera el arte en esta experiencia, que cree su narrativa.

Deje que le diga esto: algunas personas consideran a La Maga como un personaje atravesado por una mirada machista de la mujer. ¿Cómo ve este momento en el que las mujeres están en todo el mundo luchando por sus derechos?

–Claro que hay machismo. Cada vez que veo los diarios argentinos veo “hombres, hombres, hombres”, pero en Italia es lo mismo. Espero que esto cambie.

Y eso que en Italia hubo un gran auge de la segunda ola del feminismo de los setenta, con marchas con centenares de miles reivindicando el sexo, el orgasmo, el clítoris.

–Yo cuando estudié en Italia no había estudios de género, sólo pude ver de qué se trataba aquello al mudarme a los Estados Unidos. En Italia era impensable pensar clases sobre feminismo. Espero que eso haya cambiado también. Quizás la educación nos va a ayudar esos cambios. Pero en mi experiencia, Estados Unidos tiene una mayor preponderancia en la mirada de género. Si pienso en algo como lo que usted piensa, pensaría más en Francia.

Claro, tiene un gran movimiento. Pero también el Manifesto de intelectuales y artistas mujeres que tomaron distancia con el feminismo más radical, digamos, sucedió en Francia. ¿Está presente la cuestión de la mujer en su proyecto?

–En el programa de Art Basel cities: Buenos Aires hay por lo menos dos mujeres que toman este tema con mucha fuerza, Mariana Scafatti y Adriana Minolitto. Pero es algo inevitable.

Bueno, usted es una mujer que viene a llevar adelante este proyecto.

–Claro. Pero dígame, ¿le diría esto a un hombre si estuviera conversando esta cuestión con un hombre?

Oh. Quizás sí… ¡debería pensarlo!

–Es que puede haber machismo en todos lados. Yo creo que el arte refleja las condiciones de la sociedad, en algún punto.

Para terminar, ¿qué le parece Buenos Aires para realizar esta experiencia?

–Es una gran ciudad. Si tuviera que hacerlo en Nueva York, tendría mucha competencia con los proyectos inmobiliarios. No hay demasiados lugares públicos. Todo está tomado por los proyectos inmobiliarios. Además es una gran ciudad.

SEGUÍ LEYENDO

Maurizio Cattelan: cómo será el “experimento” del polémico artista italiano en Buenos Aires

Art Basel: cómo el arte argentino logrará posicionarse en el mundo



Source link