El Gobierno ratificó el esquema de rebaja de retenciones a la soja

0
49



En medio de un escenario de tensión con el sector agropecuario ante los rumores de un posible freno a la baja mensual de las retenciones a la soja y del regreso del tributo a las producciones de trigo y maíz, el Gobierno salió a poner paños fríos a la situación.

Tras la reunión entre el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, fuentes oficiales informaron a Infobae que no habrá cambios en el esquema impositivo: “Todo sigue igual, sin cambios“.

En el encuentro ambos funcionarios analizaron el momento actual del sector agropecuario. Hora antes, en una conferencia de prensa Dujovne había dicho que todas las opciones disponibles para equilibrar el déficit fiscal “están sobre la mesa” y Etchevehere había hablado de las retenciones como “un impuesto ridículo”.

Ante las versiones que circularon, el mercado de granos sintió el impacto. Ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario las fábricas de la región bajaron sus ofertas de compra en $300 la tonelada, ofreciendo $6.900 por tonelada por aquella mercadería con entrega contractual. Por otro lado, no se registraron precios ofrecidos por trigo y la oferta por maíz disponible cayó 200 pesos la tonelada, pagándose 4.200 la tonelada.

En el sector agropecuario se sienten grandes aliados a este Gobierno. Dicen que la eliminación de las retenciones provocó un escenario de previsibilidad que se trasladó, por ejemplo, a un aumento de la producción de trigo y maíz e impactó en otros actores de la economía que dependen de la Agroindustria.

Sin embargo, la discusión también tiene otra cara. Hay voces que plantean dentro de la administración de Cambiemos que en tiempos donde se le pide un esfuerzo a todos los sectores de la economía para equilibrar el déficit fiscal el campo también debería hacer su aporte en línea con lo que solicitó el Fondo Monetario Internacional. 

Compensación
Un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) proyectó para este año que por la baja de las retenciones a la soja dejarían de entrar a las cuentas del Estado US$ 1.039 millones. Una cifra que estaría compensada por un aumento en la recaudación de otros impuestos: 373 millones de dólares, fundamentalmente en concepto de Ganancias, y otros 723 millones de dólares en todo lo relacionado a impuestos nacionales, provinciales y municipales.

Pero además hay que tener en cuenta la situación actual del sector, con una sequía y excesos de precipitaciones que han derivado en numerosos inconvenientes a los productores agropecuarios. La misma Bolsa de Comercio de Rosario estimo pérdidas de casi 20 millones de toneladas de soja y 10.500.000 de maíz. A precios actuales la pérdida de ingresos brutos de los productores ascendería a 7.500 millones de dólares.

En el caso de la soja, según la bolsa rosarina, con 20 millones de toneladas menos, nuestro país está resignando un ingreso de divisas del exterior en concepto de exportaciones de 8.000 millones de dólares, lo que equivale al 14% del total exportado por Argentina durante el año pasado y al 30% de las divisas que entraron en 2017 por las exportaciones de granos, harinas y aceites (principal rubro de exportación de nuestro país).

Además existe un rebote importante en el resto de los actores de la economía: acopiadores, transportistas, cooperativas, corredores de granos, entregadores de cereales, bancos locales, proveedores de insumos, rodados, máquinas y equipos, además de estaciones de servicios, mecánicos, y el resto de los sectores que están ligados al campo o se benefician de la actividad agropecuaria. Según las estimaciones de la BCR la economía nacional perdería cerca de 6.000 millones de dólares, es decir el 0,9% del PBI proyectado por el Fondo Monetario Internacional para el presente año.

Reacción de los dirigentes y productores
En una jornada repleta de versiones, la dirigencia de la Mesa de Enlace solicitó una audiencia “urgente” con al presidente de la Nación, Mauricio Macri, con el objetivo de informarlo sobre la grave situación del sector y dialogar acerca de los trascendidos que dan cuenta sobre medidas que agravarían el momento actual del campo.

En diálogo con Infobae, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, dijo: “Esperamos señales claras para que se pueda recomponer la confianza como estaba y aquellos que asesoran mal al Presidente, que no lo hagan equivocar y meter la pata, ya que días atrás el propio Mauricio Macri advirtió lo malo que son las retenciones“.

Dardo Chiesa, titular de Confederaciones Rurales Argentinas, expresó a este medio: “Etchevehere le mostró a Dujovne todos los papeles que fundamentan que la medida que se quiere aplicar es errónea, y que tendría un efecto perjudicial en materia de rentabilidad y en el accionar del complejo oleaginoso, y también en las negociaciones internacionales. Además, el ministro de Agroindustria tiene un aliado como es el presidente Mauricio Macri, que no quiere transitar ese camino. Por eso espero que prime la cordura“.

Los productores Autoconvocados de varias provincias también se pronunciaron sobre las versiones: “¿Es necesario volver a explicar que las retenciones son confiscatorias, que violan la igualdad ante la ley, que no se aplican en ningún país del mundo (siquiera en la socialista Bolivia), que el campo paga todos los impuestos que corresponden al resto de las actividades y que su reciente disminución no es un beneficio sino la eliminación de un perjuicio discriminatorio?”.



Source link