Juicio a Los Monos: 37 años de prisión para el líder "Monchi" Cantero

0
237



Los acusados, durante una de las audiencias del juicio (NA)

Se conoce la sentencia del juicio a 12 civiles y 13 policías acusados de integrar la banda narco “Los Monos”. A partir de las 11, en medio de un enorme operativo policial para evitar algún episodio violento, el tribunal conformado por Manfrín y las juezas Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela empezó a informar el veredicto.

El primer anuncio fue desestimar todos los planteos de nulidad; de inmediato se anunció que Ramón Ezequiel Machuca, alias “Monchi Cantero”, fue condenado a 37 años de prisión como jefe de una asociación ilícita; 22 años a Ariel Cantero hijo y 6 al padre.

Los delitos que se les imputa no están vinculados al tráfico de estupefacientes, sino que son por asociación ilícita (22 de los acusados), homicidios (5 procesados) y encubrimiento, cohecho y violación de secreto en los casos de los miembros de fuerzas de seguridad.

En la previa del veredicto, la fiscal de Cámara de Rosario, María Eugenia Iribarren, calificó como “un precedente histórico” haber llevado a juicio “a una organización criminal de unas características que no estábamos acostumbrados” y consideró que “existen elementos para una sentencia condenatoria” para los imputados.

Francotiradores en los techos del juzgado de Rosario  (Foto: Adrián Escandar)

Durante los alegatos, los fiscales del caso, Luis Schiappa Pietra y Gonzalo Fernández Bussy, solicitaron penas altas para los sindicados como cabecillas de “Los Monos”.

En ese sentido, pidieron 41 años de prisión para Ramón Ezequiel Machuca (35), alias “Monchi Cantero”; 26 para Ariel Máximo “Guille” Cantero (29) y 10 para su padre y antiguo líder de la banda, Ariel “Viejo” Cantero (52).
Machuca está acusado como instigador de cuatro homicidios: el de una adolescente baleada en una vivienda cuya parte delantera funcionaba como búnker –y competía con uno de la banda– y por un triple homicidio ocurrido dos días después del asesinato de Claudio “Pájaro” Cantero (29), uno de los líderes del grupo.

Ramón Ezequiel Machuca, alias “Monchi Cantero”

Para los fiscales, el asesinato del “Pájaro” llevó al núcleo duro de la banda a un raid de venganza que en pocas horas produjo cuatro homicidios. 

“Guille” Cantero, considerado como otro de los jefes de la organización criminal, está acusado como autor del crimen de Diego “Tarta” Demarre (34), dueño del boliche donde fue asesinado su hermano “Pájaro”.

La sala de audiencias donde se conocerá la sentencia para Los Monos (A. Escandar)

La defensa se centró en cuestionar la imparcialidad del juez –que viajó en dos ocasiones a Estados Unidos con el padre de una víctima- y la validez de las escuchas, que ya fueron utilizadas en otro juicio en el que se dieron por auténticas.

Fue, justamente, en el debate oral por el asesinato del “Pájaro” Cantero, que además tuvo como presidente del tribunal al mismo que el de este juicio, el juez Ismael Manfrín.

Para los fiscales, “esta asociación ilícita rentabilizó la violencia” y “esta rentabilización consistió en provocar y usufructuar un territorio liberado mediante la imposición del miedo y con una organización sistemática de la violencia”.

Durante el juicio describieron la presunta estructura celular de la banda y los roles asignados a cada uno de los acusados: jefes de la asociación con fines ilícitos, esbirros o ejecutores y testaferros.

En ese último rol acusaron a las mujeres del clan Cantero, Silvana Jésica Gorosito (31) -pareja de “Monchi”- y Lorena Verdún (39), ex mujer del asesinado “Pájaro” Cantero (27).

Claudio “Pájaro” Cantero fue asesinado en 2013

También a Mariano Germán Salomón (31) mediante la compra-venta de automóviles; a Agustín Ruiz (27) como comprador de bienes muebles y automotores; y al “cazador de talentos” Francisco Lapiana (62) como intermediario de futbolistas, negocios que permitirían el lavado del dinero de origen ilegal.

En los casos de los miembros de las fuerzas de seguridad llevados a juicio, los fiscales consideraron que fueron “los proveedores de impunidad estatal” de la banda y pidieron penas de 9 a 3 años y medio de prisión para ellos, según cada caso.

La policía está distribuida por todas las salas del Centro de Justicia Penal

En el alegato final, los fiscales solicitaron la absolución de uno de ellos, el ex jefe de Inteligencia de la zona sur de la Dirección de Control y Prevención de Adicciones, Hernán Floiger, al considerar que no habían reunido pruebas parar acusarlo.

El juicio oral a “Los Monos” se inició el 21 de noviembre pasado y, tras la feria judicial de enero, se extendió hasta el 27 de marzo último.

A lo largo de más de 40 audiencias pasaron ante el tribunal unos 200 testigos ofrecidos por la Fiscalía y los 17 defensores de los 25 imputados.

 



Source link