La ansiedad de niños y adolescentes aumentó un 20%: las redes sociales, la causa principal

0
68



Niños y adolescentes están sometidos todos los días a las presiones de la imagen en redes. (iStock)

Unos 2,6 millones de niños y adolescentes en los Estados Unidos fueron diagnosticados con ansiedad y depresión entre 2011 y 2012. Con respecto a la medición anterior, de 2007, se verificó un aumento insignificante en las cifras de depresión: 0,2 por ciento. En cambio, la ansiedad creció en 20%, estableció un nuevo estudio, publicado en la Revista de Pediatría del Desarrollo y el Comportamiento.

La razón, según interpretó Marco Grados, director clínico de Psiquiatría de Niños y Adolescentes en el Hospital Johns Hopkins, tiene nombres: Facebook, Instagram y demás plataformas, dijo el experto a The Washington Post. “Con las redes sociales, todo gira alrededor de la imagen de uno mismo: quién me da like, quién me mira, quién le dio click a mi foto”, ilustró. “Todo se puede convertir en algo negativo. Y los niños están expuestos a esto día tras día”.

El nuevo estudio mostró que mientras la depresión se mantuvo igual, la ansiedad creció. (iStock)

Los datos del estudio, que encabezó Rebecca H. Bitsko, del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), partieron de los registros oficiales de la Encuesta Nacional de Salud Infantil, por lo cual ofrecen “un panorama general”, como destacó Philip Kendall, director de la Clínica de Desórdenes de Ansiedad en Niños y Adolescentes de la Universidad de Temple.

“Sin dudas —dijo— hay un aumento en la identificación de los niños con la ansiedad grave”, también denominada angustia. “Crecen en un ambiente de volatilidad”.

Muchas veces la ansiedad es la manifestación temprana de otros problemas. (iStock)

Diagnosticar la ansiedad es capital, según Grados. “Puede ser la etapa temprana de otras condiciones: el trastorno bipolar y la  esquizofrenia se pueden manifestar inicialmente como ansiedad”. En su opinión también hay un problema en el modo en que la ciencia se ocupa de estas cuestiones: “El autismo fue diagnosticado en la década de 1940, la depresión adolescente, a mediados de los ’80s. La ansiedad aparece tarde”.

Los datos de la encuesta nacional se basan en los informes de 65.000 padres y encargados de niños de 6 a 17 años. Aquellos que reconocieron que sus hijos tenían esos problemas de salud mental, describieron el nivel que percibían: el 10,7% habló de una depresión grave y el 15,2% habló de una ansiedad grave.

La sexta parte de los niños sufre una ansiedad grave, según el nuevo estudio. (Getty)

“Los niños con ansiedad y/o depresión tendían más a ser diagnosticados con otras condiciones, como desórdenes de conducta o neuronales y obesidad”, interpretó el estudio Science Daily. También mostraban “más uso de los servicios de salud, más problemas en la escuela y mayores niveles de irritación en los padres”.

Entre otros hallazgos del estudio se destacó que la angustia y la depresión eran más comunes entre los niños blancos no hispanos. También que la escuela, un factor histórico, permanece: “Ahora medimos todo, y la escuela pone tanta presión en los niños por la competitividad”, dijo Grados. “He visto niños de 14 años internados en instituciones que decían que tenían que escoger una carrera”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Pantallas y primera infancia: ¿cuáles son las consecuencias de la exposición a tablets y celulares entre los 0 y 5 años?

George Soros dijo que las empresas como Facebook son monopolios, causan adicción y afectan a la democracia



Source link