La original conmemoración que prepara la Escuela ORT por el 70° aniversario del Estado de Israel

0
64


— Se acerca el 70° aniversario de la creación del Estado de Israel y en las escuelas ORT están organizando un festejo especial. ¿En qué consistirá?

— Va a ser un evento muy especial, muy grande, muy masivo. Vamos a transmitir simultáneamente el acto desde nuestras sedes de Belgrano, Almagro y Rosario y desde la escuela Bami Marc Chagall, con la que trabajamos en forma colaborativa, y también desde Jerusalén en un punto de encuentro del Kotel, que es el Muro de los Lamentos, donde todo nuestro contingente que está haciendo la experiencia de ORT en Marcha, o Embajadores de la Memoria, se va a concentrar en ese punto. Estamos hablando de una delegación de 320 alumnos, más docentes, más muchísimos ex alumnos de ORT que viven en Israel y que van a concentrarse para entonar hatikva todos juntos en los cinco lugares.

— El himno.

— El himno del Estado de Israel. Previo al himno se va a estrenar el documental Embajadores de la Memoria que refleja la experiencia de nuestros alumnos cuando hacen su proyecto de viajar a Polonia viendo lo que fueron los campos de concentración, el exterminio nazi, las cámaras de gas, y luego a Israel para ver que tras esa oscuridad los espera un nuevo amanecer… En esta ocasión además, el nuestro es el contingente más grande de un mismo país. Argentina lleva 700 personas entre jóvenes y adultos, y el 50 por ciento son alumnos de ORT.

— ¿Ese viaje lo organizan ustedes todos los años?

— Sí. Hace 11 años que lo organiza ORT en forma masiva. Hubo viajes anteriores pero en forma más individual o con grupos más pequeños. En los últimos 11 años el proyecto de ORT en Marcha para conocer las atrocidades del genocidio de la Shoá fue desarrollado por el licenciado Marcelo Feiguin. Él lo lideró, él lo trabajó y logró hacerlo masivo. Además, siendo la nuestra una escuela judía abierta a la comunidad en general, hoy gracias al trabajo realizado por Marcelo Feiguin, la mitad de los alumnos que viajan son de la comunidad judía y el otro 50 por ciento de otras comunidades.

Marcelo Feiguin

— ¿Es decir que en el actual contingente van también chicos que no son judíos?

— Así es, y es una experiencia muy enriquecedora para los chicos que no son de la comunidad judía ya que conocen esta situación que vivió nuestra comunidad en el contexto internacional, como también la han vivido otras comunidades, incluso parte de la comunidad alemana, parte de la polaca. Lo destacable es que hay alumnos de otras comunidades, por ejemplo la armenia, a los que la experiencia de participar de Embajadores de la Memoria les deja un bagaje que los vincula con situaciones que ha padecido su propia comunidad.

Los Embajadores de la Memoria de la Escuela ORT en Auschwitz

— Imagino que las conmemoraciones serán importantes considerando la importancia del aniversario…

— Sí, Israel ya está colmado de gente, los hospedajes llenos. Habrá todo tipo de actividades, en la calle, en los teatros, en los estadios, para que participen todos. Y nosotros, como institución judía identificada con el Estado de Israel, vamos a hacer un acto luego de la proyección de la película Embajadores de la memoria, un festejo típico, como si estuviésemos en Israel, desde cada una de nuestras sedes y en simultáneo con el Kotel. Vamos a entonar las estrofas del himno de Israel, el Hatikva, y luego vamos a hacer un festejo tradicional, muy al estilo israelí, con baile, canto y comida típica. Todo el evento dura una hora y media, empieza a las 8 de la mañana y concluye a las 9:30.

— Esto es el 19…

— El jueves 19, el mismo día de Yom Ha’atzmaut [de la Independencia], a las 8 horas en cualquiera de estas sedes. Y quien quiera ir, puede inscribirse ingresando a la página de ORT, www.ort.edu.ar.

— Israel es un Estado bastante joven aún, pese a cumplir 70 años. Sin embargo, y pese a un entorno todavía conflictivo, ha alcanzado una importante estabilidad. A poco de su creación, ganó varias guerras y logró hacerse respetar en el mundo. ¿Cuál es la clave, cómo se explica esa fuerza que Israel adquirió tan pronto?

— Son 70 años de la creación del Estado pero hay una historia milenaria de un pueblo con una identidad y con una fortaleza apoyados en su creencia en Dios y en la fuerza que tiene esa identidad misma. E incluso antes de la creación de su propio Estado igualmente se mostraba como una nación unificada detrás de su identidad y de su pasado. Y, ya está constituido el Estado, me parece que su fortaleza también proviene en parte de que es un país con escasez de recursos. En esos casos hay que crear condiciones para poder hacer de un desierto un lugar de agricultura, y con un desarrollo tecnológico que la pueda proveer. Pero además creo que la creación del Estado es parte del milagro, o de los milagros, del pueblo judío desde hace tantos miles de años en los que, a pesar de circunstancias adversas, siempre pudo salir de la adversidad y pasar a una situación de iluminación. Por eso la experiencia de los alumnos cuando van a Polonia no es quedarse solo con el pasado y los campos de exterminio nazi, sino una semana después encontrarse con un Israel floreciente, con un país basado en la fe, en el que las adversidades no son motivo para no seguir generando un Estado moderno, desarrollado y amplio para el conjunto de la comunidad internacional.

 

— ¿Quién es el prócer de Israel?

— Originalmente la idea sionista la formula Teodoro Herzl en Basilea pero hay una historia previa de trabajo permanente y una intelectualidad que piensa en la creación de un Estado judío con un territorio. David Ben Gurión es quien funda el Estado, quien está como primer ministro en el momento de su creación, el 14 de mayo de 1948. Luego hubo diferentes líderes. Podríamos mencionar a Golda Meir, como otro hito de la historia del pueblo de Israel. Yitzhak Rabin, Shimon Peres, Menájem Beguin. Líderes convencidos que consolidaron la existencia de este territorio en donde hoy está el Estado de Israel.

— En los tiempos pioneros de Israel, ¿no había una convivencia pacífica con los árabes? ¿Por qué se deterioró eso con tanta rapidez?

— Es un territorio complejo. Y vale recordar que cuando Ben Gurión proclamó el 14 de mayo el Estado de Israel, sabía que tenía un conflicto en puerta. No fue una sorpresa. Pero a pesar de eso igual había que crear un Estado judío. Y lo que ha pasado a través de los años es lo mismo que a nivel de los conflictos internacionales, que la escalada de la modalidad de los conflictos los hace mucho más gravosos para la humanidad que hace 70 años. Pero el conflicto existió ya desde los primeros momentos.

David Ben Gurion (Getty)

— ¿Hubo potencias extranjeras que incidieron en la agudización del conflicto en la región?

— Sí, siempre quienes aparecen en la primera línea de los teatros de operaciones en los conflictos no son directamente quienes son los ideólogos de estos conflictos. Las circunstancias internacionales fueron variando. Un motivo justamente que nos lleva a impulsar que el alumno conozca el genocidio de la Alemania nazi es el hecho de preguntarnos qué pasó con la comunidad internacional, por qué no evitó ese genocidio como no evitó tantos otros, como Ruanda por ejemplo. Es decir, genocidios anteriores a la creación de Naciones Unidas, pero también posteriores. Sería deseable que la comunidad internacional, frente a un conflicto en un país, tenga una respuesta a favor del país que está en esta situación y no una respuesta por otros intereses.

— ¿Argentina tiene la mayor comunidad judía en Latinoamérica?

— Sí, es la más grande, con alrededor de 180 mil judíos viviendo en la Argentina.

— ¿Qué podemos los argentinos aprender de Israel? ¿Qué cosas de la experiencia de la construcción de ese Estado de Israel podrían servirle a un país que parece vivir de crisis en crisis?

— Respondo como educador. Creo que tenemos todos los recursos humanos para ser un país distinto. Sucede que en lo que hace a los principales resortes para que una sociedad funcione, como ser la justicia, la educación, la salud, la seguridad,  son justamente las áreas en la que más deuda tiene la clase dirigente argentina. Lamentablemente podríamos decir que eso no se resolvió con la democracia, que la tenemos que defender porque es el único modelo viable, pero tenemos que seguir trabajando para que los resortes básicos de la sociedad funcionen. Una sociedad sin un proyecto educativo que sea resultado del compromiso de toda la clase dirigente y donde se estén cambiando los planes de estudio, la modalidad y los proyectos académicos cada vez que asume un gobierno en cada jurisdicción, nacional o provincial, no funciona. Lo que debiéramos hacer como sociedad es respetar por 10 años una propuesta educativa, o de salud, o de seguridad, o de justicia; decir acordemos todos los que vamos a ser parte dirigente del país que por 10 años no vamos a volver a modificar esa propuesta sino que la vamos a apoyar.

— La historia es un continuo y no hay una meta, pero ¿cuál diría que es hoy la asignatura pendiente de Israel?

— La asignatura pendiente y la preocupación permanente es la paz. Alcanzar la paz. Es la asignatura de todos los líderes que han sido dirigentes en el Estado de Israel, es por lo que han trabajado. Y se sigue pensando que nada es tan importante como alcanzar la paz en Medio Oriente.

SEGUÍ LEYENDO:

Embajadores de la Memoria: el documental de ORT que muestra la conmovedora experiencia de los alumnos en la Marcha por la Vida



Source link