La secundaria rural creció el doble que la urbana en cantidad de alumnos y docentes

0
85



Las escuelas rurales crecieron en los últimos cinco años

Los alumnos y docentes rurales sortean múltiples dificultades. En casos, se trasladan en caballos, atraviesan caminos largos e intrincados hacia sus escuelas, van en verano para no sufrir el frío invernal. Sin embargo, son cada vez más. Entre 2011 y 2016, sus secundarias crecieron el doble que las urbanas.

De acuerdo a datos de un nuevo informe del Observatorio Argentinos por la Educación, la cantidad de alumnos de secundarias rurales se incrementó 13,8%, mientras que en las urbanas el aumento fue del 7%. En el mismo período, sus escuelas sumaron 36.537 estudiantes, lo cual se ve como un avance hacia la universalización del acceso al nivel medio, que se volvió obligatorio con la sanción de la Ley de Educación Nacional en 2006.

“Los adolescentes que viven en zonas rurales aisladas forman parte del núcleo duro más difícil de escolarizar, junto con los jóvenes pobres de zonas urbanas marginales”, remarca el informe.

En las zonas rurales la oferta privada es casi inexistente. El 94% de sus secundarias son estatales. El aumento de la matrícula trajo aparejado un crecimiento exponencial en los cargos docentes, que también aumentaron casi el doble que las urbanas: 42,3% contra 23,4%.

“Hacer posible que todos los adolescentes de la Argentina accedan a la secundaria requiere poner especial atención en las escuelas rurales, donde se plantean desafíos particulares, atravesados por desigualdades sociales. Cada estudiante que accede a la escuela supone un triunfo para el Estado”, señaló Ignacio Ibarzábal, director ejecutivo del Observatorio Argentinos por la Educación.

Pese a las carencias, los alumnos rurales sorprendieron en las pruebas Aprender. El método de enseñanza que se presenta en sus escuelas fue una de las bases que inspiró parte de la reforma de la Secundaria 2030 que regirá en todo el país a partir del año que viene. Al ser menos estudiantes, los docentes pueden asistir en forma más personalizada y, por su carácter de plurigrado, se potencia el trabajo en proyectos y se mejora la convivencia escolar.

Al igual que sucede a nivel nacional, entre 2013 y 2017, los resultados en las evaluaciones en Lengua mejoraron. El porcentaje de alumnos rurales por encima del nivel satisfactorio subió 7 puntos. Según supo Infobae, en la comparación entre los avances de las urbanas y las rurales no se registran grandes diferencias entre las anteriores pruebas ONE y las nuevas Aprender.

Por otra parte, aunque creció el acceso a la secundaria, sigue habiendo una brecha de oferta con respecto a la primaria. Según el último dato disponible, en el país existen 10.533 escuelas rurales primarias y solo 3.483 secundarias: 3 veces menos.

“En las últimas décadas se avanzó en la escolarización del nivel secundario en el ámbito rural. Los avances se aceleraron gracias al incremento de los recursos y el desarrollo de nuevos formatos escolares, pero muchas veces se frenaron por la persistencia de representaciones de escuela secundaria inviables para la baja densidad demográfica propia de la ruralidad”, explicó Sergio España, especialista en política educativa.

“Este desafío requiere el desarrollo de un modelo pedagógico e institucional diferente a la secundaria tradicional, con adecuaciones curriculares y régimen académico apropiados a las características del contexto, tal como han previsto la ley de educación nacional y las resoluciones del Consejo Federal de Educación”, agregó.

En el desglose por provincias, se observa que la secundaria rural creció en casi todo el país. El mayor aumento se dio en Santiago del Estero, que incorporó 6836 estudiantes, seguida de Tucumán (4072), Córdoba (3930), Misiones (3577) y la provincia de Buenos Aires (3463). Solo cuatro provincias -Neuquén, La Rioja, Chubut y Tierra del Fuego- registraron caídas de la matrícula, pero en ningún caso, remarcan, resultan considerables.

Seguí leyendo:

Cursar en las vacaciones, descansar en las clases: el calendario invertido de 17 escuelas salteñas

Cada 8 minutos un alumno argentino repite o abandona la secundaria



Source link