La trama detrás del asesinato "tumbero" de "Tubi", jefe narco de Rosario

0
199



“Tubi” Segovia, de remera roja, detenido en Rosario.

También puede ser que te maten tus amigos.

Hoy a las 16:30, Rubén Ariel Segovia, “El Tubi”, un pistolero de 30 años de edad vinculado históricamente a la barra de Newell’s Old Boys señalado como jefe de una banda narco aliada al clan Caminos, enfrentada a la familia Funes, las nuevas facciones protagonistas de la violencia narco de Rosario, recibió un cable alrededor del cuello y una cantidad todavía desconocida de puñaladas en el pabellón 8C del penal de Coronda, Santa Fe.

El diario La Capital de Rosario consigna al menos cuatro presos involucrados en el ataque: la guardia penitenciaria descubrió el cadáver tras ingresar por un incendio en el sector. El 8C, un pabellón común que “Tubi” compartía con otras 20 personas, tiene cámaras: fuentes en el Servicio Penitenciario provincial, que depende del Ministerio de Seguridad a cargo de Maximiliano Pullaro, afirman que sus filmaciones serán registradas para determinar la identidad de los atacantes.

“Tubi” estaba detenido en la cárcel de Coronda

Preso por homicidio, “Tubi” era un viejo conocido para los acostumbrados a investigar la violencia de Rosario, acusado por la muerte a tiros de Lorena Ojeda, asesinada por error: era la hermana de Brisa, pareja de Jonathan Rosales, un enemigo de “Tubi” asesinado en junio del 2016, hecho por el cual Segovia fue imputado. Ojeda, aparentemente, era un riesgo, ya que podría reconocer a “Tubi” en una rueda. Marcos Cella, abogado de “Tubi”, fue arrestado como su cómplice en el hecho luego de una serie de escuchas. Marcela Díaz, hermana de Segovia, fue acribillada en febrero de este año a bordo de su moto cuando tres pistoleros en un Volkswagen Suran le cortaron el paso para balearla.

El riesgo de vivir rodeado de enemigos era obviamente alto. No tenía sentido que “Tubi” estuviese detenido en un pabellón común. El Servicio Penitenciario santafesino había recomendado que estuviese en una situación de resguardo, fuera de contacto con otros presos.

Sin embargo, “Tubi” mismo pidió estar en el 8C mediante su nueva defensa: el joven capo sabía perfectamente quiénes estaban encerrados allí. Había sido trasladado al penal de Coronda apenas un mes antes de su muerte desde la cárcel de Piñero, en donde se encuentran figuras del crimen santafesino como “Monchi” Machuca, uno de los capos de Los Monos, condenado a 37 años. “Tubi”, al menos en sus cálculos, estaba rodeado de amigos. En el medio, algo pasó.

Infobae accedió a una nota remitida el 14 de marzo por la Oficina de Gestión de Justicia de Santa Fe a las autoridades del penal de Coronda. La nota  aseveraba que “se deberá trasladar al señor Segovia a un pabellón común” y que “los defensores proponen el pabellón 8 sur ya que los internos habrían dado el consentimiento para que lo habite.”

En otro documento firmado por él mismo, “Tubi” aseguraba: “Yo presto mi conformidad para habitar el pabellón 8 ya que ahí no voy a tener ninguna clase de problemas.”

El cuerpo ya fue retirado de la celda. Personal de la Policía de Investigaciones santafesina y varios forenses trabajaban en el lugar a comienzos de la noche.

 



Source link