Los gremios nacionales volvieron a rechazar propuesta del ministerio

0
631

El ministro de Educación de la provincia de la ciudad de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, aseguró que el gobierno provincial proseguirá “apostando por el diálogo” en el marco de la discusión salarial con los enseñantes y mantuvo que la oferta planteada en el encuentro de el día de hoy fue “superadora de la precedente”.

Finocchiaro estimó que “sería un fallo” por la parte de las organizaciones sindicales llamar a una medida de fuerza por el hecho de que -señaló- eso implicaría “romper el diálogo”, en declaraciones a la prensa que elaboró tras una nueva asamblea igualitaria.

Así respondió a losrepresentantes de los gremios enseñantes que rechazaron la nueva propuesta salarial del gobierno bonaerense tras la duodécima asamblea de la mesa técnica salarial del ámbito.

La secretaria gremial del Suteba, María Laura Torre, y su par de la FEB, René Cruz, estimaron que la oferta fue “afín a las precedentes”, al elaborar declaraciones al salir del encuentro que se desarrolló en el ministerio de Economía provincial en La Plata.

El gobierno bonaerense había elevado hasta los dos mil quinientos pesos la oferta a los enseñantes de una suma no remunerativa excepcional para atender los reclamos de los gremios por la pérdida de poder adquisitivo por inflación a lo largo de dos mil dieciseis y redujo de 3 a 2 cuotas la aplicación del veinte por ciento de incremento para este año, a lo largo de la duodécima asamblea de la mesa técnica salarial que se realiza este martes en La Plata.

La propuesta del Ejecutivo provincial, al cargo de María Eugenia Vidal, duplicó a la de la última oferta de setecientos cincuenta pesos como reparación por la inflación del año precedente y la elevó a mil quinientos pesos por cargo o bien su equivalente en horas cátedra, con un máximo de dos mil quinientos pesos para quienes cubren 2 cargos, conforme pudo saber esta agencia de fuentes próximas a la negociación.

En términos salariales para dos mil diecisiete, la oferta prevé un aumento del once por ciento en el mes de abril que alcanza el veinte por ciento en el mes de septiembre, idéntica cifra que la del encuentro precedente mas en 2 tramos y ya no en 3 como en la precedente propuesta, si bien ahora la revisión para aplicar la llamada cláusula gatillo por inflación va a ser semestral.

Así, conforme los cálculos oficiales, en el mes de septiembre el profesor de grado con jornada simple sin antigüedad va a pasar a cobrar once.761 pesos.

Además de esto, se sostiene el bono por ausentismo, que va a ser abonado cuatrimestralmente, y se calcula en unos cinco mil pesos al año y por trabajador.

Participaron del encuentro desde poco tras las novecientos treinta representantes de los ministerios de Economía, Trabajo y Educación al lado de líderes gremiales de Suteba, FEB, Sadop, AMET, UDA y Udocba.

El diecisiete de abril pasado, los gremios enseñantes rechazaron una oferta oficial de un pacto salarial hasta el año dos mil diecinueve que consistía en un incremento del veinte por ciento como piso, con una cláusula gatillo que garantizaba su ocasional reformulación a la luz de la inflación oficial del año en curso, y su concreción sería en 3 cuotas.

La propuesta formulada por la administración de Vidal incluía el pago de un auxiliar por presentismo anual de cinco mil trescientos pesos en el ingreso promedio, aparte de una compensación por el dos mil dieciseis, consistente en el pago de una suma fija de setecientos cincuenta pesos por cargo.

La oferta incorporaba asimismo un cronograma para el próximo año y el subsiguente: para el dos mil dieciocho, sugería establecer un aumento de sueldo equivalente al porcentaje de inflación más un diez por ciento, a lo que se sumaba un auxiliar anual por presentismo de veinte.000 pesos sujeto a la baja en los índices de ausentismo; en tanto, para el dos mil diecinueve, establecía como pauta del aumento salarial la inflación más un diez por ciento, más un auxiliar anual por presentismo, asimismo sosten a la baja en ese índice.