Rosario: una joven filmó a su novio golpeándola en medio de una discusión

0
184


Un video, gritos y los sonidos de una agresión. Un rugbier de la ciudad de Rosario fue acusado por su novia de haber cometido violencia de género. La joven divulgó el video de una agresión cometida en un departamento en la que el deportista la insulta y le aplica golpes en el cuerpo.

De acuerdo a los cercanos de ambos, se trata de Martín Oharriz, un jugador de la primera división de rugby del Jockey Club de Rosario, quien hasta hace unos años era encargado de un restaurante de comida mexicana en la ciudad.

En el video, se puede ver al hombre desnudo agrediendo a la chica, de quién todavía no se reveló su identidad. Al parecer, el problema se inició por una conversación en un chat entre el deportista y otra mujer. La novia de Oharriz parece recriminarle que haya borrado el diálogo con esa mujer del teléfono, mientras que el joven responde con más golpes e insultos.

“No te quiero ver más en mi puta vida. Tomátela de mi casa, inmunda”, le espetó el rugbier desnudo en una habitación oscura. Mientras tanto, ella le respondió: “¿Por qué me pegás así? ¿Cómo me podés pegar así?”.

La víctima también publicó una foto en una red social, en la que se puede percibir un fuerte hematoma detrás de una oreja.

Martín Oharriz, el acusado de violencia de género

Desde el Ministerio Público de la Acusación confirmaron que la joven realizó la denuncia a lo largo de la semana pasada. La chica fue entrevistada el último miércoles en la unidad de Violencia contra la Mujer. También ofreció su testimonio la madre y se esperan las declaraciones de más testigos aportados por la denunciante.

Hasta el momento, los especialistas médicos no pudieron constatar las lesiones presentadas en la denuncia, por lo que la chica será sometida a nuevos análisis médicos.

La fiscal que actúa en la causa es María Teresa Granato, de la unidad de Violencia contra la Mujer.

La vítcima publicó una foto con las secuelas de la agresión

SEGUI LEYENDO:

Es policía, está embarazada y no quiere dejar su trabajo para “seguir ayudando a las mujeres”



Source link