Un modelo predice la vulnerabilidad de la red eléctrica a las tormentas solares

0
326



En septiembre de 1859, una gran erupción solar causó la tormenta geomagnética más violenta conocida hasta ahora, llama la fulguración de Carrington, que analizó los sistemas de telegrafía de la época . En la actualidad, satélites, líneas eléctricas, transportes y sistemas de comunicación y posicionamiento de algunos de los recursos tecnológicos que colapsan una causa del impacto de las tormentas geomagnéticas sobre la Tierra. Un nuevo trabajo mejora las predicciones de la vulnerabilidad de la red española de transporte eléctrico.