Una madre disfrazada de monja en Halloween se robó un tazón de caramelos frente a sus hijos

0
204


Era Noche de Brujas y las calles estaban llenas de niños y adultos disfrazados, recorriendo casa por casa en busca de dulces. Un hombre, habitante de Dallas, estaba en la puerta de su hogar repartiendo golosinas entre los que se acercaban.

El dueño de casa dejó el tazón con caramelos en la puerta

Cuando tuvo necesidad de entrar por un momento, decidió dejar el tazón de dulces en el piso, para que ningún niño se quede sin comer. Sin embargo, cuando regresó, solo cinco minutos más tarde, ni siquiera estaba el recipiente.

Una familia se acercó y una niña empezó a tomar algunos, como se esperaba

Al ver el video registrado por su cámara de seguridad descubrió el porqué. Las imágenes mostraron a una familia acercarse, con una mujer disfrazada de monja que llamaba mucho la atención.

Lo escandaloso fue lo que hizo la madre, que se llevó todo, incluso el tazón

Al principio, la hija menor se agachó y tomó algunos caramelos, con lógica moderación. Pero luego, la madre empezó literalmente a saquear lo que había. De todos modos, se había dignado a dejar algunas cosas.

No obstante, a los pocos segundos de haberse ido, regresó para llevarse más. En esa ocasión le pareció que lo más práctico era quedarse con todo, incluso con el tazón.

LEA MÁS:

Los disfraces más originales de los deportistas en Halloween

Se disfrazó de Maddie McCann para Halloween y desató la furia en las redes sociales

Así se celebró Halloween en la Casa Blanca



Source link