El entrenamiento en HIIT (High Intensity Interval Training), está basado en la alternancia períodos cortos de alta intensidad con períodos de recuperación o ejercicio liviano. El protocolo de entrenamiento varía entre 5 y 30 minutos, en los cuales lo más común es alternar períodos de 1 o 2 minutos de trabajo moderado o intenso con períodos de descanso de la mitad del tiempo (30 segundos a 1 minuto).

Según varios estudios científicos, este tipo de entrenamiento produce efectos positivos en la salud cardiorrespiratoria y metabólica. Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

Aumento del VO2 (volumen máximo de oxígeno); disminución de la circunferencia de la cintura y la cadera; reducción del porcentaje de grasa corporal total y aumento del porcentaje de masa muscular magra; disminución del colesterol total y LDL (malo), y aumento del colesterol HDL (bueno), entre otros.

Realizar el entrenamiento en HIIT dos veces por semana ya aporta beneficios a la salud. Al realizarlo más veces, los beneficios aumentan. Lo mejor de este tipo de ejercicio físico es que se necesita de muy poco tiempo y los beneficios que aportan son muy amplios…

 

Aquí encontraras los concejos saludables para acompañar tu entrenamiento.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here