En el noroeste de la provincia de Córdoba, está la ciudad de Cruz del Eje. Cabecera del departamento homónimo. La región es seca, bastante desértica, pero con un espejo de agua sorprendente. Entre las Sierras de Córdoba y la depresión de las Salinas Grandes. Ahí emerge la pintoresca ciudad, de más de 30.000 habitantes.  Como es de esperarse, es un importante motor económico para la región. Además, son el principal productor de aceitunas de la provincia.

Su éxito parte de los 300 días de sol al año, es el clima ideal. Los olivos de la zona, nutren su sector industrial. Allí, en la Cuenca del Sol se desarrollan excelentes conservas y derivados de este fruto originario de Grecia. Es paso obligado para todos los foráneos la visita a un productor local.

www.prensalibreonline.com.ar Cruz del Eje

Productos locales

Para poder conocer la actividad hablamos con Roberto. El es dueño de una de las fábricas locales llamada “Aceitunas Roberto Alvarez”. Un comercio familiar que atraviesa la segunda generación en marcha. En 1956, llegó un inmigrante al puerto de Buenos Aires. Venía por un futuro mejor. Tardó menos de un año en llegar a Cruz del Eje. Esta zona estaba en sus comienzos olivícolas de excelencia. Ese hombre era el padre de nuestro anfitrión.

Corría 1959 cuando se empezaron a marcar los rumbos de una localidad floreciente. La familia Alvarez ya trabajaba en la producción de aceites.  Posteriormente se independizaron  y lograron un prendimiento muy arraigado en la zona. Por sus instalaciones pasaron muchas personas que ya no están. Al igual que ese fundador hambriento de oportunidades, que bajó de un barco con grandes sueños.

Hace más de 60 años que mantienen un producto de excelente calidad. Más que eso, hace 60 años que mantienen una empresa familiar. Forma parte de la imágen de la región y vende sus productos en todo el país.

Aceitunas roberto Alvarez www.prensalibreonline.com.ar

Preparar el aceite de oliva

No pudimos quedarnos afuera de un proceso tan interesante y económicamente relevante. Roberto Alvarez nos habló de la producción.

Nos contó que las aceitunas que consumimos siempre, las de mesa, se cosechan entre febrero y abril. Luego se cosechan las que se utilizan para la producción del aceite. “Donde el secreto es dejar transcurrir el menor tiempo posible entre la cosecha y la elaboración” reveló el experimentado productor.

Además, el proceso de extracción es a través de prensas, como se hacía históricamente. Cabe resaltar que la mayoría de los productos tan artesanales se exportan. Es un producto bastante escaso, puesto que en julio se para la producción para poder conservar la calidad. El resto del año se dedican exclusivamente a la venta directa de sus productos.

Cruz del Eje de fiesta

Todos los eneros, esta localidad se viste de fiesta para invitarnos a la Fiesta Nacional del Olivo. En el 2019, tendrá lugar entre el 4 y el 7 de enero. Será una parada obligatoria para todos los visitantes.

En esta tradicional celebración se realizan actividades como concursos de pesca, bailes populares, elección de la reina, muestras pictóricas, artesanales, charlas, conferencias, además de poder disfrutar una variada gastronomía típica y productos elaborados a base de aceitunas.

Nada mejor que celebrar rodeados de más de 5.000 hectáreas de olivos.

 

Te recomendamos otra nota, ¡haz click aquí!