Home Internacional Macacos en selfies, polémica práctica del turismo marroquí

Macacos en selfies, polémica práctica del turismo marroquí

El empleo de animales salvajes como reclamo para tomar fotografías y entretenerse es común en muchas zonas turísticas de todo el planeta. Un nuevo estudio resalta que los turistas de Marruecos se oponen a la explotación de una especie en riesgo de extinción, los monos de Berbería, en tanto que les produce preocupación sobre el bienestar del animal y los peligros para la salud humana.

Los monos de Berbería (Macaca sylvanus), asimismo conocidos como simios de Gibraltar, son la única especie de primate endémica de Marruecos y Argelia. La Lista Roja de Especies Conminadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado a esta especie como “en riesgo de extinción” desde dos mil ocho, con lo que está prohibido venderlos o bien sostenerlos como mascotas.

Pese a las limitaciones, estos simios se usan como accesorios fotográficos para los turistas, eminentemente en la conocida plaza Jemaa el-Fna de Marrakech, como en otras urbes marroquíes y de Argelia.

Estudiosos de la Universidad Napier de Edimburgo (R. Unido) encuestaron a quinientos trece visitantes nacionales y también internacionales en esta plaza a lo largo de las vacaciones de Semana Santa, cuando el turismo estaba en su auge, usando un cuestionario de veinticinco elementos para valorar su percepción de estos primates como accesorios fotográficos. Los resultados se publican en la gaceta Anthrozoös.

“Muchos de los animales que se emplean como accesorios fotográficos son bebés y es bastante difícil saber qué les sucede cuando medran. Ciertos se venden como mascotas y se introducen de contrabando en Europa. Esto lo sabemos por informes sobre el comercio ilegal de mascotas y por los cobijos de animales europeos cuando las mascotas no deseadas se abandonan posteriormente”, explica a Sinc Jay MacKinnon coautor del estudio y también estudioso de la Universidad Napier de Edimburgo.
Un simio infantil actúa como apoyo fotográfico, de media, unas dieciocho veces por hora y puede llegar a valer a los visitantes hasta cien dírhams, algo más de nueve€. Esta práctica podría suministrar unas ganancias equivalentes a un ingreso mensual promedio de una familia marroquí en solo tres o bien cuatro días hábiles. “La atrapa de simios infantiles en la naturaleza en Marruecos es más de lo que las poblaciones pueden soportar”, resalta el especialista.

Conforme los resultados del trabajo, el ochenta y ocho por ciento de los encuestados no tenía la pretensión de emplear los apoyos fotográficos ni lo hizo y más de doscientos personas lo hallaron “inaceptable” debido a razones morales o bien de bienestar animal.

“A lo que más se oponían los visitantes era la manera en la que se les trataba a los animales. Muchos asimismo creyeron que los simios habrían de estar en la naturaleza, no en cautiverio, y ciertos describieron su empleo para las fotografías como ‘crueles’ y ‘explotadoras’. Un pequeño número de personas reconoció que el contacto próximo con los monos podría conducir a la transmisión de la enfermedad. Ciertos asimismo se incordiaron por el comportamiento persistente de los cuidadores de monos, mas la mayor parte de las objeciones se fundamentaron en razones éticas”, arguye MacKinnon.

Su empleo para fotografías hace pensar que no están en riesgo

Por otra parte, la mayor parte de las personas entrevistadas manifestó ignorar que la especie se halla en riesgo de extinción. “Tal vez ver que se usan múltiples monos con fines de lucro en una plaza del mercado contribuye a esta percepción errónea”, agrega.

El número de monos de Berbería se ha desplomado en más de un cincuenta por ciento desde la década de mil novecientos ochenta debido a la pérdida de hábitat y la venta ilegal de juveniles como mascotas. “Solo uno de cada 4 participantes en la encuesta sabía que esta especie está en riesgo de extinción”, resalta Kristina Stazaker, autora primordial de la investigación en exactamente la misma universidad.

Para los científicos, si bien la proporción de turistas que utilizan a los animales como ‘accesorios’ en sus fotografías es pequeñísima, aún basta para crear un comercio ilegal rentable. En el estudio, las personas que declararon haberse sacado una fotografía con un simio, en su mayor parte aceptaban hacerlo por el hecho de que les agradaban los animales.

“Ver a los primates como mascotas o bien accesorios fotográficos, así sea en los medios o bien en destinos, puede llevar a suponer equivocadamente que existen muchos de ellos y es conveniente para sostenerlos como mascotas”, concluye.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Must Read

Por qué razón el “Mono” Burgos no renovó contrato a la par del “Cholo” Simeone en Atlético la capital española

El adiestrador "colchonero" blanqueó por qué razón su cooperador todavía no puso la firma para la renovación

Detuvieron a Marcelo D’Alessio, el letrado acusado de expoliar a un empresario

Marcelo D’Alessio expolió a un empresario en nombre del fiscal Stornelli (Foto: Fernando Calzada)Marcelo D' Alessio, el letrado que apareció tras el escándalo...

Detuvieron a la “Madame” del Amazonas por prostituir pequeñas indígenas

Una víctima de uno años que era prostituida en Perú fue la clave del operativo efectuado en la Triple Frontera entre Colombia, Perú y Brasil.

Trump declaró la urgencia nacional para financiar el muro con México: “Tenemos una invasión de drogas y delincuentes que es inadmisible”

El presidente de los Estados Unidos va a tener de esta forma acceso a unos ocho mil millones de dólares americanos para la construcción de la valla en la frontera sur

Creyó encender una candela en un apagón mas era una barra de revienta

Karina Gutiérrez perdió múltiples dedos y se lesionó un ojo, ahora demandará a su casero por dejar el peligroso material en el sótano en una casa en Connecticut