Según una encuesta de Isonomía, si las elecciones fuesen el día de hoy, el Presidente le sacaría en la segunda vuelta una diferencia de ocho puntos a la ex- líder. Mas caería por cuatro puntos frente al líder del Frente Renovador
Si las elecciones fuesen el día de hoy, Mauricio Macri superaría a Cristina Kirchner por siete puntos y la derrotaría en una ocasional segunda vuelta por ocho puntos, cuarenta y siete por ciento contra treinta y nueve por ciento . No obstante, el Presidente perdería en un ballotage contra Sergio Massa: el líder del Frente Renovador le ganaría por cuatro puntos, cuarenta y tres por ciento contra treinta y nueve por ciento .

De esta forma se desprende de la última encuesta de Isonomía, la encuestadora con la que más trabaja el Gobierno, que fue recibida la semana pasada en los primordiales despachos de Casa Rosada y a la que accedió Infobae.

Lo novedoso es que, alén del escenario electoral en una ocasional batalla entre los primordiales referentes -Macri, la ex- Presidente, Massa o bien María Eugenia Vidal-, los encuestados valoraron que la inflación, la pobreza, la economía particular y la situación del país por lo general estaban mucho mejor a lo largo de la administración kirchnerista.

En el caso de la inflación, que este año acabará en torno al cincuenta por ciento , la más alta de los últimos tiempos, la muestra lanza que un sesenta y siete por ciento de los encuestados estimaron que estaba más controlada en la administración de Kirchner, contra solo un quince por ciento que piensa que la administración de Cambiemos tiene más control. Con la pobreza, la percepción es similar: cincuenta y cinco por ciento mejor en la precedente administración contra un veintiuno por ciento de esta administración. Prácticamente idénticos números en el caso de la “coyuntura económica personal”, cincuenta y siete por ciento contra veintiuno por ciento .

Por contra, con relación al combate contra el narcotráfico y el “funcionamiento de las instituciones en el país”, los consultados valoran más la administración de Macri. En el primer rubro, un cincuenta y ocho por ciento respondió que estaba mejor con Cambiemos, y solo un dieciocho por ciento con la precedente administración.

Respecto de la evaluación general de las dos gestiones, la de Macri y la de la ex- Presidente, en ambos casos predominan números negativos: sesenta y uno por ciento contra treinta y siete por ciento de positiva en el caso del jefe de Estado, y cincuenta y dos por ciento contra cuarenta y cinco por ciento en el caso de Cristina Kirchner.

Hay otras variables, por caso, que dan cuenta del impacto de la crisis del programa económico de la presente administración. Es el caso de la inflación. La cantidad de argentinos que estiman que el Gobierno de Macri no va a poder supervisar la inflación subió sensiblemente en el último año, conforme la encuesta de Isonomía: escaló al sesenta y cinco por ciento . Al comienzo del dos mil dieciseis, en los primeros meses de la administración de Cambiemos, era de solo el treinta y cinco por ciento .

En ese sentido, el porcentaje de encuestados que piensa que las medidas que tomó Macri en los últimos tiempos son consecuencia de la herencia K bajó ostensiblemente: cuarenta y ocho por ciento contra un sesenta y cuatro por ciento del comienzo de la administración de Cambiemos.

En el terreno electoral, la situación para Macri es provechos con relación a la percepción de su administración. Si las elecciones fuesen el día de hoy, el Presidente sacaría un treinta y cuatro por ciento en primera vuelta contra un veintisiete por ciento de Cristina y un veinte por ciento del líder del Frente Renovador. En segunda vuelta, Macri le gana a la ex- Presidente mas pierde con Massa.

El PJ trabaja en ese sentido en un extenso pacto para unir a la mayor parte de los líderes. La ocasional postulación de Cristina Kirchner todavía es la primordial incógnita. Y lo que más intranquiliza al peronismo.

Para Cambiemos, el escenario electoral es considerablemente más potable si la aspirante fuera María Eugenia Vidal, alén de que la gobernadora bonaerense descartó en sus últimas apariciones públicas que no estaba en sus planes postularse a la Presidencia.

Si Vidal fuera la aspirante, superaría a Cristina Kirchner por catorce puntos: cuarenta por ciento contra veintiseis por ciento . La gobernadora es la líder con mejor imagen. Tiene un cincuenta y nueve por ciento de positiva y solo un treinta y tres por ciento de negativa. Macri, al contrario, tiene cincuenta y siete por ciento de negativa y cuarenta y uno por ciento de positiva. Otra de las novedades es que la figura de Roberto Lavagna, que flirtea con una ocasional candidatura presidencial al lado del miembro del Senado Miguel Ángel Pichetto, sostiene una buena imagen: cuarenta y seis por ciento de positiva y veinticuatro por ciento de negativa, si bien tiene un desconocimiento algo alto, a diferencia de una una buena parte de la dirigencia: diecinueve por ciento .

En la provincia de la ciudad de Buenos Aires, el escenario electoral es más complejo para Macri en una riña contra Cristina: la ex- Presidente le gana por seis puntos, treinta y cuatro por ciento contra veintiocho por ciento .

En la batalla para gobernante, el panorama para el macrismo es más alentador. Vidal le saca prácticamente veinte puntos a Verónica Magario, en caso de que la intendenta de La Matanza fuera la postulante de Unidad Ciudadana. cuarenta y tres por ciento contra veintiseis por ciento . En territorio bonaerense no hay segunda vuelta.

Otro de los datos novedosos, conforme la encuesta de Isonomía, es una ocasional candidatura de Carolina Stanley para la Gobernación bonaerense. En un caso así, el escenario aparece considerablemente más ajustado. La ministra de Desarrollo Social, que suena como potencial postulante a vicepresidenta de Macri, supera a Martín Insaurralde, el intendente de Lomas de Zamora, supuesto aspirante del FPV. Es prácticamente un empate técnico: veintisiete por ciento contra veinticinco por ciento .