En bancos y casas de cambio, el público pagó el dólar uno centavos más costoso a tres,07 pesos (Adrián Escandar)
En bancos y casas de cambio, el público pagó el dólar uno centavos más costoso a tres,07 pesos (Adrián Escandar)

Esta vez el Banco Central no solo no debió salir a vender dólares americanos, sino aguantó una disparada inicial de la divisa de prácticamente dólares americanos 1 cuando el dólar mayorista tocó dólares americanos 38,60.

La reacción tuvo como punto de inicio una medida del Banco Central que limitaba el activar de los bancos para eludir los capitales golondrinas, lo que provocó una fuerte disparada del dólar mayorista, que alcanzó a tocar dólares americanos 38,60. Entonces entendieron que estaban sobre reaccionando, que hay demasiada tensión en el aire que provoca coberturas exageradas.

Pero asimismo sirve para tener en consideración un dato: hay una sensibilidad altísima alrededor del dólar. Cualquier estruendos ahuyenta y lo que pasó a comienzo de la rueda fue una prueba de este miedo. Los tenedores de pesos que se juegan a las tasas ahora sienten que andan por terreno minado, si bien con los ánimos más calmados el dólar mayorista cerró a uno centavos más que el viernes a dólares americanos 37,97.

De aquí a abril los bancos tendrán que devolver en torno a dólares americanos 300 mil millones de Leliq y el Central les entregará pesos. Son Letras por las que pagaron tasas más elevadas de las que le pagará el Banco Central cuando se las reclame

En bancos y casas de cambio, el público pagó el dólar uno centavos más costoso a dólares americanos 39,07. El “blue” fue el más pedido por el hecho de que ya hay inversores buscando cobertura frente a las medidas del Central. Aumentó cincuenta centavos a dólares americanos 37,75.
Las reservas perdieron USD ciento nueve millones. Quedaron en USD sesenta y seis y setecientos ochenta y tres millones. Por la fortaleza del dólar en el planeta y la caída del oro, se perdieron USD ciento ochenta y ocho millones y se pagaron dos millones a organismos internacionales y tres millones a Brasil.

A los bancos la medida que dispuso Guido Sandleris, presidente del Banco Central, les cayó como un balde de agua fría por el hecho de que van a deber devolverle a la entidad monetaria, a cambio de pesos, las Letras de Liquidez excedentes, esto es, todo cuanto supere su patrimonio o bien posesiones de plazos fijos.

El titular del BCRA, Guido Sandleris
El titular del BCRA, Guido Sandleris

De aquí a abril los bancos tendrán que devolver en torno a dólares americanos 300 mil millones de Leliq y el Central les entregará pesos. Son Letras por las que pagaron tasas más elevadas de las que le pagará el Banco Central cuando se las reclame. Mas el cómputo los favorece por el hecho de que desde aquí a abril van a ganar mucho dinero.

A todo esto, el Central licitó Leliq por dólares americanos 190 mil millones, por las que pagó una tasa promedio de cuarenta y cinco con dieciseis por ciento , que equivale a uno con ocho puntos menos que el viernes y quitó de circulación dólares americanos ocho mil trescientos sesenta y nueve millones. La tasa ya está en el mínimo. Los ahorristas reiben de los bancos una tasa de tres por ciento anual por plazos fijos y la equiparan con una inflación aguardada de tres por ciento .

Por otra parte, la pretensión del Central es que el dinero que le devuelve a los bancos se traduzca en préstamos a menor tasa al campo privado. Una jugada que tiene beneficios para la actividad económica mas deja colgados a los que tomaron préstamos a tasas superiores a cincuenta por ciento anual.

Pero asimismo hay riesgos: ¿Los que se hagan de pesos volverán al plazo fijo o bien dolarizarán su cartera?

El planeta no ayuda. La precaución prosiguió dominando a los Estados Unidos y el efecto catarata golpea a la Argentina. Los bonos del Tesoro de U.S.A. prosiguieron subiendo y esto hizo que aumentara 0,59 por ciento a seiscientos setenta y nueve puntos el peligro país argentino.

Inversores en Wall Street
Inversores en Wall Street

Wall Street el día de hoy es “ni”. No se conmueve ni por los buenos cómputos. El 1 de marzo es la data que pende sobre el cuello de los inversores como una guillotina. Si ese día no hay pacto por los aranceles entre U.S.A. y China, los mercados la pasarán mal y la actividad económica mundial va a caer. No hace falta explicar de qué forma puede afectar a la Argentina y a sus bonos semejante escenario.

La Bolsa, en tanto, empezó el día con alegría. Pensaba que podía revertir las últimas caídas ayudada por los bancos y el ámbito energético. Fue como el S&P Merval de las acciones líderes a las uno.30 subió hasta prácticamente dos por ciento mas desde allá empezó una caída que las volteó a -0,21 por ciento . Tras el golpe, llegó la precaución y empezó una restauración lenta, con ciertos serruchos bajistas, que le dejó concluir la rueda con un incremento de 0,98 por ciento , mas con un dato que no lo favorece: los últimos minutos fueron de fuerte caída.

A las uno.43 la bolsa estaba uno con cuarenta y siete por ciento arriba. De todas y cada una formas, el monto de negocios fue modesto: cuatrocientos ochenta y seis millones de pesos.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

Los bancos, que estuvieron prácticamente toda la rueda al alza, se dieron vuelta por la medida que tomó el Central y acabaron en territorio negativo o bien con leves subas. Banco Macro cerró con un incremento de 0,44 por ciento , mas Francés, que estaba prácticamente dos por ciento arriba, cerró 0,39 por ciento abajo. El de mejor performance fue Galicia (+1,75 por ciento ).

Lo más importante fue Pampa Energía (+6,22 por ciento ) seguida por Transportadora Gas del Sur (+5,07 por ciento ) y Central Puerto (+3,71 por ciento ).

Los ADR’s argentinos -certificados de posesiones de acciones que cotizan en Wall Street- tuvieron un día positivo. Despegar subió cinco con cuatro por ciento y Transportadora Gas del Sur, dos,70 por ciento.

En la próxima ronda se va a saber si prosigue la tendencia alcista del dólar. Probablemente el Central no deba adquirir divisas y que las bolsas sostengan la precaución.

Seguí leyendo: 

El Fondo Monetario Internacional le demanda al Gobierno que se prohíba por ley que el Banco Central financie al Tesoro

Con otro extenso recorte, la tasa de política monetaria vuelve al rango de agosto