Stephen Hawking: la moneda que memora su legado sobre orificios negros


En el diseño de la moneda se muestra una representación de un orificio negro, eje temático de los trabajos más reconocidos de Hawking, quien murió hace precisamente un año, el catorce de marzo de dos mil dieciocho, a los setenta y seis años de edad Fotos: Singular
En el diseño de la moneda se muestra una representación de un orificio negro, eje temático de los trabajos más reconocidos de Hawking, quien murió hace precisamente un año, el catorce de marzo de dos mil dieciocho, a los setenta y seis años de edad Fotos: Especial

La Real Casa de la Moneda de R. Unido (The Royal Mint) anunció que honrará el trabajo de Stephen Hawking con una moneda conmemorativa muy singular. La pieza lleva el nombre del físico sobre una serie de círculos concéntricos que representan un orificio negro, tema que estudio infatigablemente el astrofísico.

La preventa empezó el martes y tiene un diseño particular: en una de sus caras hay una representación de un orificio negro, eje temático de los trabajos más reconocidos de Hawking, quien falleció hace precisamente un año, el catorce de marzo de dos mil dieciocho, a los setenta y seis años de edad.

Además en la moneda se puede observar la fórmula (que creó al lado del científico israelí Jacob D. Bekenstein) sobre la entropía de un orificio negro.

Edwina Ellis diseñó la moneda y resaltó que aparte de los sorprendente de que aparezca un dibujo ideal de un orificio negro en una moneda, lo que resalta es que es la ecuación física más avanzada que nunca haya aparecido en la moneda.

“Deseé poner un enorme orificio negro en la pequeña moneda. Desearía que Hawking todavía estuviese acá, riéndose frente a la idea“, afirmó Edwina, quien diseñó esta pieza a pedido de la entidad británica.

La ecuación en cuestión ecuación describe la entropía de un orificio negro: la entropía puede comprenderse como el número de configuraciones microscópicas diferentes que podrían sumarse a las cualidades macroscópicas que observa, y mide de qué manera se desperdigada la energía de un sistema a una temperatura determinada.

Lucy Hawking, hija del científico, consideró que la moneda es hermosa y que la superficie en 2 dimensiones semeja contener una imagen en 3D. “Es tal y como si verdaderamente pudieses ver el orificio negro”, comentó.

La pieza tiene un valor de mercado de cincuenta peniques, o sea media libra esterlina, o bien unos US dólares americanos 0.65. No obstante, para lograrla precisarás abonar diez libras (US dólares americanos 13.07).

Si vives fuera del R. Unido asimismo puedes adquirir la moneda (al lado del estuche con información sobre orificios negros) mas vas a deber abonar doce.50 libras (US dólares americanos 16.34) por el envío internacional.

The Royal Mint empezará a mandar la moneda conmemorativa a fines de abril.

Hawking es tal vez el miembro más conocido de la comunidad científica por sus estudios sobre orificios negros y la idea de que los estos pueden evaporarse mediante la llamada “radiación de Hawking”.

Parte de este legado es su libro Breve historia del tiempo, sus diferentes apariciones en la cultura pop, y su capacidad para progresar pese a los efectos degenerantes de su enfermedad de las neuronas motoras, esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

El físico postuló la teoría de que los orificios negros irradian partículas desde su superficie, asimismo famosa como horizonte de acontencimientos. La idea representa un jalón esencial en la física, y su ecuación supone un puente esencial entre las leyes de la relatividad general, y las leyes que rigen las partículas más pequeñas, la física cuántica.

Se pensaba que los orificios negros eran zonas en el espacio donde la materia se comprimía hasta tal punto que ni tan siquiera la luz pudiera escapar al tirón de su enorme fuerza de la gravedad: nada de lo que traga un orificio negro es de nuevo visto afirmaban, sin embargo Hawking vino a mudar esta idea.

Ya en mil novecientos setenta y seis, el maestro Hawking probó, conforme las reglas de la física cuántica, que, pese a todo, los orificios negros son capaces de irradiar energía.

El estudioso calculó que, conforme se forman, empiezan a evaporarse, y en el proceso irradian energía y pierden materia.

Este misterio se conoce como la “paradoja de la información” y se refiere al futuro de lo que entra en un orificio negro: conforme su actual teoría, la “radiación de Hawking”.

Pero esto entra en enfrentamiento con una regla de la física cuántica conforme la que esa información no puede eliminarse completamente. Si bien todavía no se conocen todos y cada uno de los detalles de su descubrimiento, New Scientist ha dado ciertas pistas, basadas en una conferencia que dio el maestro en Cambridge. Según lo que parece, Hawking mantuvo que los orificios negros no tienen un “horizonte” bien definido que resguarde su contenido del planeta exterior.

El poderoso mensaje de Hawking contra la depresión

Un día ya antes de su aniversario número setenta y seis, el físico británico Stephen Hawking, brindó una charla en el Royal Institute de la ciudad de Londres sobre depresión.

En una intervención calificada como refulgente y también inspiradora, el científico edificó metáforas relacionadas con fenómenos astronómicos para charlar de la depresión.

Su intervención tuvo un solo fin: enviar un mensaje de esperanza para las millones de personas en el planeta que padecen esa enfermedad mental.

“El mensaje de esta charla es que los orificios negros no son tan negros como los pintan. No son cárceles eternas como alguna vez se pensó. Las cosas pueden salirse de un orificio negro desde los dos lados y probablemente cara otro cosmos. Entonces si te sientes en un orificio negro, no te rindas: hay una salida”, afirmó el físico.

Hawking charló ante cuatrocientos personas sobre los logros que ha alcanzado en su vida y de lo que es sufrir Esclerosis lateral amiotrófica desde mil novecientos sesenta y tres.

“Pese a la enfermedad que padezco, he sido muy afortunado en prácticamente todo. He tenido mucha suerte de trabajar teoría física en un temporada alucinante y es de las pocas áreas en donde mi discapacidad no ha sido una desventaja”, afirmó Hawking.

El científico británico afirmó que es fundamental no transformarse en una persona enojada, que vive con saña. “No importa qué bastante difícil la vida pueda parecer pues pierdes toda esperanza si no puedes reírte de ti y de la vida por norma general”.