Moda, arte y arquitectura: de qué manera fue el enorme regreso de Min Agostini a la pasarela de la ciudad de Buenos Aires


La reputada diseñadora volvió a Designers después de tres años fuera de las pasarelas (Ines Garcia Baltar)
La reputada diseñadora volvió a Designers después de tres años fuera de las pasarelas (Ines Garcia Baltar)

La diseñadora y arquitecto Min Agostini es una de las más conocidas actualmente no solo en Argentina sino más bien en el planeta. Con reputadas pasarelas como las del New York Fashion Week, menciones en el diario New York Times -que resaltó que sus diseños habrían de estar en el MoMA-su inconfundible impronta recorre el planeta. Y si bien estuvo distanciada a lo largo de 3 años de las pasarelas, escogió Designers BA para presentar su compilación otoño-invierno dos mil diecinueve.

“Estoy feliz de regresar y no había mejor forma de hacerlo que así. Hace 3 años tomé la resolución de distanciarme y parar un tanto, puesto que mi deseo era ser mamá. Procuré una tome a lo largo de muchos años y por último llegó. Yo era muy workaholic y debí bajar el ritmo, en tanto que había días que trabajaba uno horas. Cuando nació mi hija, instalé todo en una casona del distrito de San Telmo donde conviven el arte y la moda. Comencé a trabajar puertas adentro solamente con las clientas que se visten hace unos años conmigo y que son muy fieles, mas a puertas cerradas”, afirmó a Infobae Min Agostini.

Min Agostini al lado de la reputada artista plástica Marta Mínujin ( Marta Giambompaola)
Min Agostini al lado de la reputada artista plástica Marta Mínujin ( Marta Giambompaola)

Su clienta más habitual es solamente ni nada menos que la artista plástica Marta Minujín y fue misma quien le insistió hace meses a fin de que se anime a regresar. “Marta deseaba que volviese, me decía: ‘Yo te presto mi atelier a vos, únicamente a vos’. Conque hace unos meses que comenzamos con esa idea hasta el momento en que se transformó en el enorme desfile de el día de ayer y le di un último giro cuando le añadí el diseño a los sombreros que fue un guiño a Marta”, comentó la diseñadora.

De ese modo, fue en el atelier de la reputada artista plástica Marta Minujín donde Min Agostini presentó su compilación otoño-invierno dos mil diecinueve. Caracterizada por un estilo de línea oversized, que da primacía a los pantalones, los tapados y los vestidos de ultra noche y que pone el acento en los cuellos, las mangas y los hombros.

Se identifica por un estilo de línea oversized, que da primacía a los pantalones, los tapados y los vestidos de ultra noche
Se caracteriza por un estilo de línea oversized, que da primacía a los pantalones, los tapados y los vestidos de ultra noche

Con diferentes colores y materiales, la compilación resaltó prendas en rosa, verde, atezado y colorado, efectuadas con diferentes materiales como neoprene, engomados, tartanes y estampados en seda . A eso se sumó el empleo del plisado para conseguir un ensamble visual más rico.

“La arquitectura es todo para mí. Diseño desde el espacio, que es una herramienta que te lo da la arquitectura en 3 dimensiones. Todas y cada una mis piezas tienen mucho volumen, no tienen el corte tradicional de todas y cada una de las piezas, juego con los géneros y es de esta manera como creo cada uno de ellos de los diseños y conjuntos”, aseguró Agostini. 

Prendas en rosa, verde, atezado y colorado, efectuadas con neoprene, engomados, tartanes y estampados en seda. A eso se aúna el empleo del plisado para conseguir un ensamble visual más rico y también impresionante
Prendas en rosa, verde, atezado y colorado, efectuadas con neoprene, engomados, tartanes y estampados en seda. A eso se aúna el empleo del plisado para conseguir un ensamble visual más rico y también imponente

Lo es cierto que ningún detalle fue dejado al azar, por la arquitecto y diseñadora: “Cada milímetro y cada momento fue pensado. Desde la locación, la compilación fue personalizada por el sitio donde estaba, los sombreros fueron para Marta y tenían detalles como la superposición, el pegoteo, la textura”.

“Pienso en todos y cada detalle y veo el diseño en una doble dimensión: por una parte, que la ropa pueda ser habitada, cómoda, con capacidad de brindar ‘asilo’ y por otro, me detengo en su poder de exhibición”.

Nada fue dejado al azar. Los sombreros, la escenificación y la locación fueron detalles que no se le escaparon a la diseñadora ( Ines García Baltar)
Nada fue dejado al azar. Los sombreros, la escenificación y la locación fueron detalles que no se le escaparon a la diseñadora ( Ines García Baltar)

En cuanto al resultado final, contó que “las piezas consiguieron atravesar el espacio y sumergirse en este sitio en el que arte no es un tema ni una forma para aplicar, sino más bien un territorio de despliegue. Estoy feliz de haberlo hecho, salió increíble y como deseaba”.

SEGUÍ LEYENDO

El armado de un vestido en vivo y una compilación que fusiona lo deportivo con la sastrería

Ricky Sarkany y Custo Dalmau: conversaciones entre 2 grandes de la moda