Los comestibles, en el centro de la suba de costes de los primeros un par de meses del año
Los comestibles, en el centro de la suba de costes de los primeros un par de meses del año

La inflación de febrero subió a tres,8 por ciento y amontona en el primer bimestre del año un seis con ocho por ciento. Alén del impacto de la suba de tarifas, preocupa la aceleración de la inflación núcleo (que no incluye servicios regulados ni productos estacionales), que muestra la persistencia de la suba de costos, sobre todo en comestibles.

En febrero, la inflación núcleo se aceleró al tres,9 por ciento , desde el tres por ciento que había registrado en el primer mes del año, y es un reflejo de que los costes de los comestibles subieron cinco con siete por ciento el mes pasado y amontonan un nueve con tres por ciento en los 2 primeros meses del año. Y cincuenta y ocho con tres por ciento en el año.

No en balde el día de ayer el Banco Central anunció medidas auxiliares para endurecer su política monetaria, en reacción a estos números altos de febrero.

“El hecho de que la núcleo se sostenga alta implica mayor inercia inflacionaria, y de ahí que es siempre y en todo momento la primordial preocupación en el momento de bajar la inflación. Los rubros regulados son anunciados por el gobierno, dejan de subir cuando el gobierno deja de anunciar incrementos o bien se logra cierta estabilidad en costes relativos. Los estacionales suben, como su nombre lo señala, estacionalmente. Mas la núcleo es el termómetro que marca la tendencia real del proceso inflacionario”, afirmó Nicolás Crespo, economista de Elypsis.

La asesora espera que la inflación núcleo comience a bajar gradualmente. “Es esencial que no haya saltos prudentes en el género de cambio, pues te revierten la tendencia y te implican mayores ajustes en costos de servicios públicos, naftas, etcétera, que no asisten a sostener bajos registros de inflación”, añadió Rizado.

Sin embargo, la aceleración de la inflación core se dio pese a que en el mes de febrero el género de cambio estaba estable, las tasas de interés estaban descendiendo, mas se comprende que las compañías trataron de trasladar una parte de la depreciación del año pasado a costes que no habían podido efectuar por la recesión.

“La inflación núcleo es una parte de la inercia que cuesta romper. Explica lo costoso de desinflar en un contexto donde las compañías de manera lenta recomponen márgenes, trasladan la suba en los costos de las carnes y se comienzan a visualizar los impactos de segunda ronda de las tarifas sobre el índice general”, dijo Juan Paolicchi, economista de EcoGo.

Dada la inercia de la inflación núcleo, LCG corrigió en alza nuestra proyección de inflación a diciembre desde treinta y uno con nueve por ciento a treinta y cinco,4 por ciento anual.

La suba de Comestibles y bebidas fue determinante en la alteración de la inflación núcleo“, afirmó la economista Melisa Sala, en el informe de LCG. “Esta suba de Comestibles (+9,3 por ciento en un par de meses) sin duda se reflejará en un deterioro de los indicadores socioeconómicos”, explicó.

Alimentos

La inflación núcleo se acelera pues los comestibles padecieron fuertes subas a lo largo de febrero, explicadas eminentemente por la suba en los costes de la carne.

Este mes muy puntualmente la suba de los comestibles impacta de lleno en lo que es la núcleo, de ahí que ves una aceleración al tres,9 por ciento (sobre el nivel general). Eso te lo explica el incremento del cinco con siete por ciento de incremento en la categoría de Comestibles y Bebidas”, añadió Paolicchi.

En febrero fue muy relevante el incremento en el costo de los cortes de carne: el cuadril subió uno,6 por ciento ; la nalga, uno por ciento ; la paleta, uno,5 por ciento ; el asado, uno,3 por ciento , y la carne picada común, uno,4 por ciento , conforme el Indec.

La aceleración en los comestibles y bebidas se dio eminentemente por la carne, pues hubo un incremento de demanda proveniente del exterior que hizo subir el costo local y subió la inflación”, afirmó Paolicchi.

Según EcoGo, la carne tuvo una incidencia de 0,9 puntos sobre el índice general de tres,8 por ciento . “El índice se aproximaba a tres por ciento , lo que prosigue siendo una inflación altísima”, añadió Paolicchi.

Proyecciones

Para marzo, EcoGo espera una desaceleración de los comestibles cara un cuatro por ciento desde el cinco con siete por ciento , por el hecho de que se diluye gradualmente el impacto de la suba en el coste de las carnes. “El inconveniente es que, sumado al arrastre que dejó febrero donde la suba se ahondó cara fines de mes, los comestibles no aflojaron a lo largo de marzo y prosiguen mostrando subas que te van a añadir presión sobre la inflación de marzo”, afirmó Paolicchi.

Los estacionales suben, como su nombre lo señala, estacionalmente. Mas la núcleo es el termómetro que marca la tendencia real del proceso inflacionario (Rizado)

Elypsis espera que la inflación se sostenga en niveles de entre tres,5 a cuatro por ciento cuando menos hasta abril. Y también índices interanuales que superen el cincuenta por ciento (en el mes de febrero fue cincuenta y uno con tres por ciento ) hasta junio próximo. “En el trimestre febrero-abril los ítems que componen el rubro de Regulados son el jugador primordial en la inflación. Mientras que el género de cambio no padezca saltos prudentes significativos que lo hagan aumentarse sensiblemente sobre la tasa de inflación, su impacto habría de ser limitado”, explicó Rizado.

LCG espera incrementos en torno a uno con nueve por ciento mensual para la segunda mitad del año, lo que implica un piso de inflación del treinta y cinco por ciento a diciembre, consistente con una suba promedio del cuarenta y siete por ciento anual. “Proseguimos viendo un camino de desinflación que se va a sentir en la segunda mitad del año cuando la política monetaria poco a poco más contractiva y restauración anémica de la actividad y un camino de estabilidad cambiaria podrían derivar en registros más bajos de inflación que los presentes”, afirmó Sala.

Seguí leyendo:

Nicolás Dujovne: “No tenemos un pronóstico, mas estamos persuadidos de que la inflación será más baja que el año pasado”

Mauricio Macri charló de la rotura en Córdoba y aseguró que la inseguridad electoral provoca inestabilidad económica