La actriz Felicity Huffman está libre tras el pago de una fianza (Crédito: Reuters)
La actriz Felicity Huffman está libre tras el pago de una fianza

La actriz Felicity Huffman así como otros progenitores adinerados se declararon culpables de abonar sobornos para lograr el ingreso de sus hijos a universidades elites del país.

Huffman, ganadora del Emmy de la serie Desperate Housewives, está acusada de disfrazar un pago dadivoso de USD 1.000 a fin de que hija aprobase el examen de admisión a la universidad. Las autoridades piensan que la estrella asimismo deseaba continuar exactamente el mismo plan para su hija menor, mas al final decidió no hacerlo.

“Estoy en plena aceptación de mi culpa y con un profundo pesar y vergüenza con lo que he hecho, admito toda la responsabilidad por mis acciones y admitiré las consecuencias que se derivan de esas acciones”, afirmó Huffman en una declaración el primer día de la semana. “Me abochorno del dolor que le he ocasionado a mi hija, a mi familia, a mis amigos, a mis colegas y a la comunidad educativa. Deseo excusarme con ellos y, sobre todo, deseo excusarme con los estudiantes que trabajan duro todos y cada uno de los días para conseguir en la universidad “.

Su esposo, el actor William H. Macy, no fue acusado por los fiscales federales.

Felicity Huffman pagó a fin de que su hija fuera admitida en la universidad (Crédito: Grosby)
Felicity Huffman pagó a fin de que su hija fuera admitida en la universidad (Crédito: Grosby)

El operativo de sobornos estaba manejado por  William “Rick” Singer.

El esquema dejaba que los estudiantes fuesen aceptados en ciertas mejores escuelas del país como atletas reclutados, con independencia de su capacidad atlética, y asistir a los jóvenes a hacer trampa en sus exámenes de ingreso.

Los progenitores están acusados ​​de abonar para asistir a sus hijos a hacer trampa en los exámenes de ingreso a la universidad o bien a fin de que falsifiquen los registros deportivos de los estudiantes para asegurar sus ingreso a instituciones de prestigio como UCLA, USC, Stanford, Yale y Georgetown.

Estos progenitores son un catálogo de riqueza y privilegio”, afirmaba el fiscal para el Distrito de Massachusetts, Andrew Y también. Lelling, quien además de esto calificó el caso como “el escándalo de admisión a la universidad más grande nunca procesado por el Departamento de Justicia”.

Lelling explicó que, tanto los adiestradores como los consejeros de admisiones privadas, habrían recibido millones de dólares estadounidenses a cambio de asistir a que los estudiantes fuesen aceptados como atletas, con independencia de su capacidad académica o bien deportiva. 

En total, los acusados pagaron un total de dos millones de dólares americanos. 

La actriz Lori Loughlin asimismo fue encausadas de asociación ilegal para cometer fraude.

Lori Loughlin (Reuters)
Lori Loughlin (Reuters)

En el caso de Loughlin y su marido, el diseñador Mossimo Giannulli, admitieron abonar sobornos de USD 500 a cambio de que sus 2 hijas fueran admitidas en el equipo de remo de la Universidad del Sur de California (USC, por sus iniciales en inglés), a pesar del hecho de que no practicaban ese deporte.

Al menos 9 adiestradores deportivos y docenas de progenitores se encuentran entre los acusados. En conjunto cuarenta y seis personas habrían sido detenidas a lo largo del trascurso del día.

Lee más: 

En mayo Netflix estrenará 1994, una serie reportaje que habla de uno de los años mas conflictivos de Mexico