Una empleada familiar de 19 de años grabó el instante preciso en que su patrón la atacó sexualmente en una zona rural de la localidad misionera de Campo Grande y con ese audio se presentó frente a la comisaría para denunciar a su atacante, que por último fue detenido.

El hecho se desencadenó cerca de las 10 de la noche martes, cuando la víctima había finalizado su jornada de trabajo en casa de Reinaldo Alberto Piotroski (37).

Como era muy tarde, el hombre se ofreció a llevarla en su camión hasta el pueblo y admitió sin saber que sería el principio de su martirio.

Una vez a bordo del vehículo, el conductor se desvió del camino y se dirigió a un sitio sin iluminación, donde detuvo la marcha y comenzó a insinuarle que deseaba tener sexo y ante la negación, la atacó.

“¡No, no, no deseo, te digo que no!”, se la escucha decir a ella en la grabación de forma tajante. Al paso que el atacante le responde en tono amenazante: “Yo te cogeré, o bien te juro por Dios que te mato”.

Mientras trataba de convencerlo a fin de que no la violase, en un instante le advirtió que era portadora de HIV. Mas el engaño tampoco le alcanzó a fin de que depusiese su actitud. “No importa que tengas SIDA, te voy a violar igual”, le afirmó su patrón.

Tras concretarse el abuso sexual, el hombre no consiguió regresar arrancar su camión, con lo que dejó a la víctima en ese descampado rural y salió en pos de socorro mecánico.

Una vez que comprobó que el hombre se había distanciado, la chavala escapó corriendo cara su casa -ubicada en la zona urbana de Campo Grande- aferrada a su celular donde preservaba la prueba de su ataque sexual.

Tras vencer el temor, la víctima se presentó frente a la guarda de la Comisaría de la Mujer de esa localidad, a unos 140km este de Posadas, para denunciar lo ocurrido y presentar la grabación de cuando era atacada.

En el caso intervine el juez de Instrucción dos de Oberá, Horacio Alarcón, quien ordenó la detención inmediata del acusado y el rapto del camión Ford 350 donde se generó el ataque.

La causa fue caratulada como “abuso sexual con acceso carnal y amenazas”.

Seguí leyendo:

Puerto Pirámides: Sigue juicio donde investigan a funcionarios por el abuso de un menor. Está involucrada su mamá.