Cuando tenía once años su padre perdió su trabajo como chofer de colectivo. Eso produjo un cambio en la personalidad del pequeño Kevin Leyes. A la vez lo impulsó a buscar una solución económica para sostener a su familia.

El día de hoy vive con su mamá y su hermana, es dueño de Team Leyes. Su primera pyme con fin de tipo comercial y monetario. Actualmente Desarrolla una start-up. Consistente en una aplicación que ofrece servicios de manejo de redes sociales.

“Recuerdo que comencé a sentirme interesando por la tecnología y la programación cuando tenía once años. Aprendí todo siempre y en toda circunstancia por mi cuenta, soy un autodidacta al cien por ciento . Participé en un concurso en el que los contendientes debíamos crear un juego. Fui premiado y elegido. Al tiempo ya diseñaba webs”, contó sobre sus principios el joven emprendedor en diálogo con este medio.

Si bien quizá no se trataba de un dispositivo de nueva generación. de pequeño pudo introducirse en el planeta de la tecnología. Pues su padre, cuando tenía 9 años, le agasajó su primera computadora. En Pontevedra, de donde el es, jamás hizo muchos amigos. Mas las ocasiones que se le presentaron en el camino lo ayudaron a relacionarse. Y también producir vínculos con personas de todas y cada una unas partes del planeta.

A sus uno años ganó el reto Dale Aceptar“.  Que estaba enfocado en programación para jóvenes, impulsado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Argentina. En 2017 fue becado y escogido como Joven Embajador por la Embajada de los EE.UU. en Argentina y el Departamento de Estado de los USA. Así representó a la Argentina en el exterior y consiguió múltiples reconocimientos locales e internacionales.

“Fue la primera vez que viajaba a  USA. Inclusive la primera vez que viajaba fuera del país. Fue un choque y una experiencia cultural muy grande pues estaba habituado a Pontevedra. Mi pueblo de siempre y en todo momento”, recordó.

El programa del que participará este julio en el país de Norteamérica consiste en 3 semanas de formación con profesionales especializados. Y más tarde el desarrollo, presentación y ejecución de un proyecto. El mismo debe fomentar la resolución de una problemática global. La experiencia tecnológica va a ser en Silicon Valley. Actualmente es considerada la cuna de grandes empresas tecnológicas reconocidas universalmente (Fb, Google, Apple).

Los participantes van a visitar las grandes compañías. Para alimentarse de conocimientos y estrategias que puedan poner en práctica en sus emprendimientos. También sus carreras como profesionales. “Vamos a estar estudiando en Notre Dame de Namur University y probablemente parte en Stanford University, recibiendo mentoría por la parte de profesionales, emprendedores talentosos y triunfantes, y visitando las primordiales y más reconocidas organizaciones, otras empresas y edificios gubernativos”, explicó Leyes. 

En base a su mérito personal, académico y profesional, se le ha concedido una beca del 70% de un máximo de 75 % . No obstante el joven de Merlo aún debe cubrir costos que contemplan una parte del programa. Gastos en la universidad, de alojamiento, comida y transporte, que están fuera de su alcance. Para alcanzarlos empezó una campaña de donaciones vía Fb. Incluso se va a poner en contacto con personalidades del país que espera estén interesados en cooperar con su causa.

Otro aspecto interesante es que, los mejores proyectos van a tener la ocasión de participar en el reconocido Global Demo Day.  Una evento internacional, donde al mejor equipo por último se le da un premio de USD 10.000.  Apoyo de aceleradores y contactos de inversores y prensa.

Leyes se define a sí mismo como un “emprendedor serial”. por el hecho de que está “en incesante desarrollo de nuevos proyectos. Estudiando. Efectuando voluntariados y en busca de nuevas ocasiones que le dejen proseguir expandiéndose. También adquiriendo conocimientos y creciendo como persona”.

“Considero que, sin importar lo más mínimo de dónde uno sea, ni cuantos años tenga, si se esmera y es perseverante, el éxito es ineludible sin importar un mínimo las circunstancias”.

“Mi propósito primordial, es la difusión de mi caso personal con el propósito de poder cumplir este sueño. Y que sirva de inspiración y motivación a muchos jóvenes que estén en situaciones parecidas. También romper con el mito de que es imposible, o bien solo es alcanzable para ciertos privilegiados. En ese aspecto, siento que puedo trasmitir mucho de mi historia a la juventud”. mantuvo el joven de uno años.

Aunque aún no es su prioridad, sueña con estudiar la carrera de Ingeniería Informática. “Me siento más libre escogiendo qué estudiar y cuando Veo a las carreras de grado como una forma de aferrarse a algo y quedar condicionado por bastante tiempo”, aseguró. Y entre sus grandes ídolos y modelos a proseguir se hallan el argentino Gino Tubaro y el magnate de la tecnología, inversor y también ingeniero Elon Musk. 

Aprendió inglés pues cuando tenía 16 se anotó en la International Youth Foundation. Una O.N.G. de jóvenes donde se enseñan idiomas y hay voluntariados. el día de hoy maneja el idioma prácticamente con perfección. Exactamente el mismo año formó una parte del programa Parlamento Joven del Concejo Deliberante de Merlo. Una iniciativa que le da la ocasión a los jóvenes de implicarse en la política y acción social.

Su más reciente y más ambicioso proyecto es una start-up. Consistente en una aplicación tanto versión web como mobile para Android y iOS. Va a ser destinada para pymes, negocios ya formados y en desarrollo. También influencers, figuras públicas y artistas emergentes. La misma ofrece servicios de manejo de redes sociales, permitiéndoles -a los potenciales receptores- mejorar orgánicamente en sus redes sociales. De forma digital, alcanzando mayor cantidad de gente y audiencia.

El proyecto con el que se lanzó en el emprendedurismo es Team Leyes, su primera pyme, una joyería. La misma llegó a afianzarse a tal punto de ser líderes en el rubro en el país. Trabajando con muchos artistas y celebridades y amontonando ya prácticamente 40.000 seguidores orgánicos en Instagram.

SEGUÍ LEYENDO: 

Entrá al dormitorio de las influencers de deco