Mientras Meghan Markle, de 37 años, continúa distanciada del público cercana a dar a luz a su primer bebé, otro miembro de su familia la ha traicionado a cambio de dinero.

La duquesa de Sussex vive un martirio familiar desde el instante en que se unió a la realeza británica, comenzando por su padre, Thomas Markle, quien la defraudó en reiteradas ocasiones.

Joseph Johnson, hermanastro de Doria Ragland, la madre de Markle, con quien la esposa del príncipe Harry no tiene vínculos. En verdad, ni tan siquiera fue participe de su boda en el mes de mayo.

Johnson vendió al Daily Mail un álbum de tres fotografías de la niñez de Markle, comenzando por una fotografía de ella cuando todavía era un bebé con la pulsera de identificación del centro de salud.

“Creo que este es buen instante a fin de que el planeta vea el otro lado de la familia de Meghan, el lado positivo, y a fin de que formen una parte de su historia”, declaró Johnson. 

En el texto, se justifica apelando a enseñar “una parte positiva” de la niñez de Meghan.

Entre las imágenes, se resaltan las que serían las primeras fotografías de Meghan a unas pocas horas de haber nacido, el 4-8-1981. En una de las imágenes se ve a Doria Ragland manteniendo en sus brazos a la recién nacida, quien aún lleva puestos los brazaletes de identificación de un centro de salud en la ciudad de Los Ángeles.

Estas fotografías dejan ver un lado íntimo y familiar de Markle del que poco se sabe. En los retratos asimismo aparece su abuela materna, Jeanette Johnson, quien fuera así como su madre una de las mujeres que más la influenciaron.

Doria, que vive en la ciudad de Los Ángeles, es la única de la familia de Meghan que ha estado presente en su nueva vida como royalEste es otro duro golpe a la privacidad de la ex- actriz estadounidense, que procura guardar su amedrentad lejos de los focos de los medios.

La semana pasada los duques de Sussex anunciaron por medio de un comunicado en su nueva cuenta de Instagram que el nacimiento de su hijo o bien hija  va a ser “privado”y que no va a haber fotografía con el bebé.  Todo un contraste con los nacimientos de los 3 hijos de los duques de Cambridge, cuyos bebés fueron mostrados al público prácticamente de manera inmediata.

“Sus Altezas Reales han tomado la resolución personal de sostener los planes cerca de la llegada del bebé en privado. El duque y la duquesa anhelan poder compartir la nueva cuando hayan tenido la ocasión de festejar en privado”, señalaron desde Buckingham.

Leé más:

Los motivos tras el malestar entre la familia real británica y Meghan Markle