Miguel Lifschitz: “Me agradaría ser el Marcelo Bielsa de Roberto Lavagna”

Rosario respira tiempo electoral. Toda la ciudad está empapelada con afiches de líderes que se postulan. El último día de la semana 28 de abril son las PASO en Santa Fe. Lifschitz está en plena campaña.

Miguel Lifschitz (sesenta y tres) tirita mientras que se sienta en la reposera que preparamos para la entrevista. Estamos en la playa del Balneario La Florida, Rosario, al costado del río Paraná. El gobernante viste saco azul, camisa celeste, pantalón de vestir negro y zapatos del mismo color. Obviamente, no vino dispuesto para la ocasión. “¿Tenés frío?” le pregunto. “La verdad que sí, me cago de frío”, me lanza el Gobernante.

Rosario respira tiempo electoral. Toda la urbe está empapelada con afiches de líderes que se postulan. El último día de la semana veintiocho de abril son las PASO en Santa Fe. Lifschitz está en plena campaña. A nivel provincial, trabaja intensamente a fin de que el ex- gobernante Antonio Bonfatti y actual aspirante al ejecutivo en Santa Fe por el Frente Progresista Civil y Social, consiga un buen resultado. Y en el campo nacional, siendo uno de los primordiales armadores de Roberto Lavagna.

Me cuenta que si el ex- ministro de economía no se postula, ve el futuro de la Argentina todavía más difícil que lo que señala este bastante difícil presente.

Antes de que el gobernante se bajonee o bien se pesque un constipo por culpa de la locación en la que lo citamos, mejor empecemos con el cuestionario.

-Vamos con nuestra micro sección “Conociendo a los socialistas”. Si tuvieses que salir con alguien de joda, ¿a quién escogerías? ¿A un socialista, a un peronista, a un radical o bien a uno del PRO?

-A un peronista. Son un tanto más descontracturados, ¿no es cierto?

-Afirmemos que les agrada correr un poco más el límite, ¿no?

-Corren más peligros, sí.

-La especie con mayor riesgo de extinción del Parque Natural de Conservación de Especies del Progresismo aquí en Santa Fe ¿es la de los radicales progresistas? ¿Los radicales progresistas son como los osos panda?

-(Risas) Van quedando pocos. Mas tengo la expectativa de que el radicalismo vuelva al camino que le marcó Raúl Alfonsín hace treinta y cinco años, que vuelva a ponerse en el sitio del progresismo, de la centro izquierda democrática.

-¿Aquí los cuidan a los radicales progresistas?

-Aquí los cuidamos.

-Acuérdense siempre y en toda circunstancia de tener un macho y una hembra mínimo…

-De esta manera se marchan reproduciendo.

-Como organizador del Congreso de la Lengua en dos mil cuatro, -eras intendente de la urbe de Rosario-, recordarás una recordable exposición de Roberto Fontanarrosa donde hizo una reivindicación de las malas palabras, entre ellas “mierda”. ¿Te puedo solicitar que sigas el legado del gran Negro, y como máxima autoridad política de Santa Fe, afirmes de forma fuerte y orgullo la palabra mierda?

-¡Mierda!

-¿Te sentís liberado?

-Sí, uno se desahoga un tanto. Por el hecho de que la verdad que hay tanta mierda dando vuelta por ahí que merece la pena decirlo en ocasiones.

Miguel Lifschitz se animó a las preguntas de Diego Iglesias en Políticos en el recreo
Miguel Lifschitz se animó a las preguntas de Diego Iglesias en Políticos en el recreo

-Estuve examinando cuáles son las palabras que más usás: Lavagna, gobernabilidad, pactos básicos, progresismo, Lavagna, fisura, romper la polarización, Lavagna, desarrollo sostenido, proyecto alternativo, Lavagna. Afirmáis mucho Lavagna.

-Sí. El pasado día había una oración que me agradó que afirma “Argentina está sucia, Roberto La-vagna”.

-Es la primera vez que escucho a un socialista hacer un chiste…

-(Risas) Existen algunos que tienen buen humor.

-¿Sos el Guillermo Cóppola de Lavagna? ¿Sos como el representante que va por ahí diciendo “este es mi amigo Robertito, de qué manera les va, se los presento”?

-A mí más que Cóppola me agradaría ser directivo técnico; me agradaría ser el Marcelo Bielsa de Lavagna… Si bien no ganó tantos torneos Marcelo Bielsa.

-Te pediré un Lifschitz for kids. Tenés que explicarle lo que te preguntaré a niñitos y niñitas de 6 años. ¿De qué forma hace el socialismo, siendo una fuerza progresista, para acompañar a Lavagna cuando el primordial sindicalista que lo apoya es Luis Barrionuevo?

-Cuando uno desea ir cara otro sitio, se sube a un colectivo que lo lleve para ese destino donde desea ir, y no importa mucho quién va sentado atrás, quién va sentado al costado. Lo esencial es que el colectivo vaya para donde deseo ir, y que el chofer sea aproximadamente bueno, que no vaya a chocar en el camino. De ahí que lo escogemos a Lavagna.

-¿Dónde te agradaría ver a Marcelo Tinelli en el dos mil veinte?, diciendo “Buenas noches América” o bien diciendo “Buenos días vecinos de la provincia de la ciudad de Buenos Aires”.

-Yo creo que el día de hoy Tinelli juega un rol fundamental como comunicador; es seguramente una de las personas con más repercusión en la opinión pública en la Argentina. Creo que ese rol, si lo utiliza bien, puede ser fundamental para el presente y para los próximos años de la Argentina.

-Lo preferís en “Buenas noches América” entonces, me quedó claro. Desde el escándalo de las cloacas del espionaje ilegal, visibilizada por el caso de Marcelo D’Alessio, ¿te cuidás de lo que afirmáis en las llamadas telefónicas?

-Es un peligro que se corre mas no, la verdad que no me cuido.

-Es buen dato que le damos a la AFI entonces…

-Sí, ya lo deben tener. (Risas)

-Te estuve stalkeando en Instagram. Proseguís a ciento noventa personas, proseguís a Mauricio Macri mas no proseguís a CFK. ¿Alguna preferencia?

-No, por actualidad, es el Presidente. CFK ya sabemos, normalmente afirma siempre y en toda circunstancia lo mismo, no sorprende. Macri asimismo.

-Proseguís a Juan Manuel Urtubey mas no proseguís a Sergio Massa, ¿mala vibra con Massa?

-No, tengo buena relación con Sergio y con Urtubey asimismo.

-Hallé una fotografía en la que estás sentado en un sala, rodeado de pupilos. Los pupilos te miran como diciendo “¿quién es este señor que está aquí haciéndose el purrete?”.

-Te cuento una anécdota a propósito de esa fotografía. Hace unos años fui a una escuela aquí en Rosario y entré en el recreo medio imprevistamente. Estaban todos y cada uno de los chicos y se me acerca un pibito de 6, 7 años. Se para delante mío, me mira desde abajo y me dice: “Señor, ¿ es Sarmiento?”.

-¡Decime que le afirmaste que sí!

-No, le afirmé que Sarmiento estaba en los libros.

-Le birlaste la ilusión a un pequeño. Ahí le tenés que decir “sí, soy Sarmiento”.

-Eh, me quedé, me quedé.

-¿Cuál es tu Top cinco de presidentes argentinos de todos y cada uno de los tiempos?

-Ay, qué bastante difícil. El que más me agrada es del siglo XIX, Domingo Faustino Sarmiento.

-Ah, te fuiste hasta el siglo XIX…

-Y bueno. Del siglo veinte, te afirmaría segundo Yrigoyen, tercero Perón, cuarto Frondizi y quinto Alfonsín.

-¿Y tu Top cinco de presidentes sudamericanos de la historia?

-Voy a seleccionar a los contemporáneos, que son los que conocí. Primero Ricardo Lagos (Chile), segundo Tabaré Vázquez (Uruguay), tercero Michelle Bachelet (Chile), cuarto José “Pepe” Mujica (Uruguay) y quinto Evo Morales (Bolivia).

-Te haré El interrogante emoji, tú tienes que contestar solamente con emojis, no puedes utilizar ninguna palabra. Si Roberto Lavagna por último no se presenta como aspirante a presidente, ¿a qué aspirante le darás tu apoyo?

-(Risas) Está realmente bien. Es como una sorpresa, todo mal y ambulancia.

-El país se marcha a la mierda.

TE PUEDE INTERESAR

Formosa adelanta las elecciones y solo 5 distritos votarán unidos a las nacionales