Brasil: redujeron la condena del expresidente Lula Da Silva

En septiembre podría verse favorecido con prisión domiciliaria o un régimen semiabierto, aunque una ley aprobada durante su primer mandato lo complicaría.

El expresidente de Brasil, Lula Da Silva, fue beneficiado por una decisión del Tribunal Supremo de Justicia que redujo su pena de 12 años, dictada en abril del año pasado, a 8 años y 10 meses. 

Por decisión unánime de cuatro de los cinco jueces que componen el tribunal, uno de ellos se eximió por conflicto de intereses, la pena en la causa donde se halló culpable en primera y segunda instancia al ex presidente de haber recibido un triplex en Guaruja como dádiva, fue reducida. 

En ese contexto, Lula podría ser beneficiado con un régimen semi abierto o de prisión domiciliaria ya que cumpliría en septiembre un sexto de su condena. Podría trabajar durante el día y dormir en un establecimiento penitenciario o estar en su casa con las visitas restringidas.

Lo que sucede es que una ley aprobada por el propio Lula apenas asumió su primer mandato indica que para ser beneficiado debería indemnizar al Estado por el monto del hecho, que sería de 13 millones de reales. 

Además, resta saber cómo avanzarán el resto de las causas judiciales donde el referente del Partido de los Trabajadores está enjuiciado e incluso condenado.