Las joyas de la Superliga que pueden poner con rumbo a Europa

Exequiel Palacios (River Plate)

La gran aparición de River en 2018. Estuvo cerca de desamparar el conjunto millonario el pasado mercado, Sin embargo su pretensión de continuar en el Millonario fue clave. Una fractura de peroné ha provocado que se perdiera una gran parte del semestre, y esa progresión se ha visto sutilmente frenada. No obstante, una vez recuperado, Galán ha comenzado a darle minutos a sabiendas de que es una pieza esencial. 

-Publicidad-

Futbolista de gran despliegue físico y criterio táctico, que le deja amoldarse a múltiples situaciones y a diferentes sistemas con sencillez. Esa clase de jugadores que asisten al equipo tanto en ataque como en defensa, de mucho ida y vuelta y con capacidad para llegar con riesgo al área. R. Madrid ya se interesó por él, Mas semeja que ahora es el Inter quien ha tomado la delantera por su fichaje.

Thiago Almada (Vélez)

Un talento en salvaje al que hace falta pulimentar. Ha sido una de las grandes apuestas de Heinze desde su llegada al banquillo de Vélez Sarfield, dándole la opción alternativa pese a tener solo 17 años. Su irrupción fue brillante, dejando detalles y marcando tantos en sus primeros partidos. Esto le dejó lograr un hueco en el De Sudamérica Sub-veinte pese a ser aún Sub-diecisiete.

Velocidad, desborde, asociación…jugador de potrero. Es capaz de jugar en diferentes situaciones de ataque, tanto en banda como por la parte interior, y probando siempre y en todo instante tener cualidades diferentes al resto. Mucha movilidad y mucho valor para solicitar la pelota en cualquier situación. Hace algunos días apuntaban desde Inglaterra que el Manchester City de Pep Guardiola está presto a abonar su cláusula.

Matías Zaracho (Racing)

Este año, el pibe de Racing ha terminado de explotar. Bajo las órdenes de Coudet, ha sido clave en la conquista de la Superliga de la Academia. Jugando como enganche, ha puesto su calidad y también, su esmero, a la predisposición del equipo. Es una de las apuestas también de Lionel Scaloni en la selección argentina, con la que ha comenzado en las últimas ventanas FIFA.

Visión de juego y asociación son las 2 peculiaridades más resaltables de un futbolista capaz de mudar un partido con un pase o bien una pared. Asimismo tiene capacidad de retrasar un tanto su situación para asistir en la creación de futbol en medio de la cancha. Si bien tiene muchos pretendientes, el Atlético de la capital española es el que más interés ha mostrado.

Agustín Almendra (Boca Juniors)

Almendra se formó desde muy joven en las inferiores de Boca y ahora se ha transformado en jugador del primer equipo. Primero Guillermo Barros Schelotto y ahora Gustavo Alfaro lo consideran parte esencial del proyecto por su proyección y liderazgo pese a tener solo diecinueve años. Una lesión le impidió jugar el De Sudamérica Sub-veinte, en el que iba a ser capitán del equipo de Lionel Scaloni.

Un mediocampista total, que puede jugar tanto de pivote como de volante. Tácticamente muy inteligente y con una técnica adecentada, que le deja jugar a poco toques. Asimismo disfruta de una buena forma física pese a no haberse desarrollado completamente. Nápoles, Juventus, Inter o bien City están prestos a ir a por él este mercado.

Pedro de la Vega (Lanús)

Otra de las grandes irrupciones del futbol argentino en los últimos meses. Pese a los malos instantes que vivió Lanús, De la Vega lució merced a su calidad y atrevo en el terreno de juego. Si bien Zubeldía lo está repartiendo, está claro que es un jugador clave tanto en el presente como en el futuro del Granate. También en la selección, siendo de los mejores en el De Sudamérica Sub-veinte.

Su primordial virtud es su capacidad técnica. Es capaz de sacar ventaja con un control o bien de hacer buenas conducciones en velocidad. Además de esto, comprende el juego perfectamente, lo que le deja sacar ventaja haciendo movimientos inteligentes, sin precisar tomar contacto con la pelota. Es otra de las grandes apuestas del Inter de Milán para la próxima temporada.

Matías Palacios (San Lorenzo)

Quizás, la enorme esperanza del futbol argentino. El pibe ya ha comenzado en Primera División pese a tener solo 16 años. Si bien aún no ha podido aparecer de manera asidua en el Ciclón, pocos son los que vacilan de su proyección. Es la debilidad de Pablo Aimar, seleccionador de Argentina Sub-diecisiete, con el que fue pieza clave en el De Sudamérica.

Llama la atención por su sencillez para hacer determinados ademanes técnicos. Recibe de espaldas, se da la vuelta de forma ágil, controla la pelota con clase y tiene un mapa de juego en la cabeza. Puede jugar tanto de enganche como en medio de la cancha. Un jugador con unas capacidades por encima de lo que marca su edad. El Genoa ya ofertó por él, Sin embargo otros equipos de Italia y España están atentos.

Source enlace