Continúa el suplicio de Asier Illarramendi en esta segunda una parte de la época. Cuando daba la sensación de que veía la luz al final del camino de su restauración, el capitán de la Real Sociedad ha sufrido una recaída que le fuerza nuevamente a parar, y ahora no se sabe en qué momento va a poder regresar a ejercitarse con normalidad, con lo que todo apunta a que no volverá a jugar esta temporada, al quedar solo 3 jornadas para el final liguero.

Se aguardaba que el centrocampista de Mutriku pusiese entrar en la lista de citados para el derbi de este sábado en Mendizorroza, ya que llevaba a lo largo de toda la semana adiestrando sin aparentes inconvenientes con todo el conjunto bajo el mando de Imanol Alguacil. Sin embargo en la última sesión, ha vuelto a apreciar molestias que le han obligado a parar nuevamente. “Asier Illarramendi no ha llegado por el hecho de que este género de lesiones tiene vaivenes, y ha debido dejar de adiestrar en el instante en que había comenzado con el grupo”, ha explicado el adiestrador de la Real Sociedad.

Ahora le deben regresar a hacer pruebas para determinar el alcance de la nueva enfermedad y saber cuánto deberá estar nuevamente de baja recuperándose. La temporada ya está acabada para el capitán de la Real y ahora empieza su proceso para llegar en las mejores condiciones al comienzo de la pretemporada del próximo curso. No es la única ausencia inopinada en la lista para el partido de Vitoria. Por el hecho de que Théo Hernández tampoco ha entrado en la convocatoria, si bien en un caso así por resolución técnica. Es la segunda jornada en la que el francés no es convocado por Imanol, que tampoco va a poder contar con él la próxima jornada contra el la capital de España, por el hecho de que al estar cedido por el club blanco tiene la llamada ‘cláusula del miedo’. Con lo que solo le queda un partido, la última jornada contra el Espanyol, para despedirse lo mejor posible de su etapa en la Real Sociedad, donde no proseguirá seguro la próxima campaña.