El delantero del Tottenham Hotspur Harry Kane dejó abierta la puerta a poder disputar la final de la Liga de Campeones después de eliminar este miércoles al Ajax de Amsterdam en semifinales.

Kane se lesionó en la ida de cuartos de final ante el Manchester City y desde entonces ha permanecido fuera de los terrenos de juego por un problema en los ligamentos del tobillo.

«La rehabilitación está yendo bien. Empecé a correr esta semana, por eso puede saltar corriendo al campo al final. Ganamos al City y al Ajax así que tengo que empezar a entrenar cada vez más fuerte para demostrar mi valía ante el entrenador», explicó Kane en los micrófonos de BT Sport.

Sobre el patido, en el que el Tottenham venció por 2-3 al Ajax de Amsterdam en el Johan Cruyff Arena, Kane señaló que fue «increíble» después de un primer tiempo «decepcionante» en el que dejaron jugar a los holandeses.

«Fui al vestuario en el descanso y sabíamos que no estábamos siendo los suficientemente buenos. Dijimos que en los siguientes 45 minutos lo teníamos que dar todo. Cuando Moura metió el segundo, pensabas que iba a llegar otro, pero entonces Vertonghen remató al larguero y pensamos que no era nuestro día».

Fue el propio Moura el que en el minuto 96 rompió el empate con el tanto que significó su ‘hat trick’ y la clasificación del Tottenham para la final del Wanda Metropolitano.

«Primero de todo, soy un aficionado y sé lo mucho que significa esto para el club. Los pequeños mostraron pasión y eso es todo lo que puede pedírseles. Tuvimos que esperar hasta el último momento para encontrar un hueco y lo hicimos. Eso es lo que es el fútbol», dijo Kane.