Todo apunta a que Keylor Navas no seguirá en el Real Madrid. Thibaut Courtois ha convencido a Zinedine Zidane y el costarricense tendrá que buscarse destino este verano. Y su mujer, Andrea Salas, podría haberle buscado club.

Ella se encuentra en la ciudad portuguesa de Oporto, lugar en el que se encuentra de visita con una amiga. Y parece ser que le ha gustado mucho, puesto que ha dejado caer un mensaje que en el diario A Bola interpretan como una pista: «¡Nos quedamos!».

El guardameta de 32 años podría ser el recambio de Iker Casillas en el Oporto, pues tras los problemas de corazón del español todavía se desconoce si podrá volver a enfundarse los guantes. El portero, que tiene en vilo a todo su país, ha participado esta temporada en Veinte encuentros, encajando 19 tantos y dejando su portería a cero en siete ocasiones.