La vieja guardia del Cholo va dejando el Atlético. Esta temporada no sólo despedirá a Diego Godín: Juanfran seguirá el mismo camino. De los Hermanos de Sangre en el equipo ya sólo quedará Koke, un Koke, por cierto, convertido en primer capitán. Ha sido esta 2018-19 la temporada más traumática en los adioses. Dos de golpe que pueden ser tres. Porque a Godín y Juanfran se les han acabado los contratos y no renuevan y porque a Filipe también se le termina. De los jugadores que por 2 veces pudieron ganar la Champions con el Cholo quedarán Costa, Koke, el entrenador y poco más. Y Costa asimismo podría irse este verano.

Godín fue el pasado domingo cuando le dijo adiós a la afición, su penúltimo partido con la rojiblanca, el último en casa, en un homenaje tras el Atlético-Sevilla que terminó 1-1. Juanfran tomó la decisión de no continuar en las últimas horas. Filipe podría no hacerlo también. Pero en su caso hay asterisco: su contrato termina el 30 de junio, de momento no hay oferta para que renueve pero podría continuar. Ni el club ni el futbolista cierran la puerta a que eso suceda. Su continuidad se tratará en las próximas semanas, una vez el club vaya clarificando con qué jugadores podrá contar para la 2019-20. Con bajas tan dramáticas en la defensa como las de Juanfran y Godín, figuras de referentes como Filipe pueden ser muy necesarias.

Raúl García, Gabi, Tiago…

Pero las de Godín y Juanfran bajas importantísimas para lo que ha sido el Atlético en los últimos años. Pero el tiempo parece haberlos alcanzados, a ellos, que parecían eternos, se palpa hasta en los datos de minutos de juego de la plantilla esta temporada. Godín, que solía ocupar el primer, segundo puesto de los jugadores de campo, ha sido el quinto más utilizado (3.257′), Filipe el 10º, con 2.348′, y Juanfran, el 12º, con 2.245′. El primero en marcharse fue Raúl García, en agosto de 2 mil quince. La temporada pasada fue Gabi, por sorpresa, a Qatar. El día del adiós del Calderón se fue Tiago. Ahora Godín y Juanfran de una tacada.