Corea del Sur y Hungría aunan esfuerzos para descubrir a los desaparecidos del naufragio Dentro del Danubio

La ministra de Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-hwa, expresó este viernes dentro de Budapest su esperanza de descubrir Todavía supervivientes del accidente del barco turístico dentro de el Danubio, dentro de el que murieron al menos siete surcoreanos el pasado miércoles. «Conservamos la esperanza de que encontraremos a todos y cada uno de los perjudicados, ya fallecidos o vivos, hasta la última persona», dijo la ministra frente la prensa Después de entrevistarse con todo su homólogo húngaro, Péter Szijjártó. Kang, que se ha desplazado a Budapest debido del accidente, aseguró que Se trata de «una tragedia que produce un dolor que ya no se puede expresar con palabras». La jefa de la diplomacia surcoreana De la misma forma dijo que ya, dentro de cooperación con las autoridades húngaras, harán todo lo posible a fin de que se encuentren los cadáveres de manera que ya ninguna de las damnificados quede sin ser identificada dentro de el barco hundido dentro de el Danubio. Dentro de la noche del miércoles el barco «Sirena», con 33 surcoreanos y la tripulación húngara de dos integrantes a bordo, colisionó con un barco-hotel de gran tamaño y se hundió dentro de pocos segundos. Las autoridades han salvado Hasta el instante a siete personas, al paso que ya otros siete cadáveres fueron recuperados del río. Arresto del capitán
El capitán del barco-hotel «Vicking», Yuriy C., de origen ucraniano, viajó encarcelado y Asimismo interrogado anoche, explicó la capitanía de la policía de Budapest dentro de un parte. Los investigadores húngaros aseguran tener suficientes indicios para acusarlo de haber puesto en peligro el transporte fluvial y provocado un accidente masivo y letal. Las diferentes fuerzas de seguridad y de rescate, dentro de colaboración con unidades austríacas y coreanas, intentan encontrar a las 21 personas que siguen desaparecidas. Szijjártó, A todo su vez, afirmó que las labores de rescate necesitarán más recursos, y remarcó que actualmente se están organizando los preparativos para quitar el barco del río. «Las condiciones son muy difíciles y peligrosas», enfatizó el ministro, recordando que ya las aguas del Danubio, el mayor río de Europa central, vienen muy crecidas Despues de días de lluvias. Eso significa que la corriente del río es muy duro y la visibilidad bajo el agua es «prácticamente nula».