fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

¿Quién gana y quién pierde Dentro del contrato entre Trump y AMLO?

La lectura inmediata del pacto alcanzado este viernes entre Estados Unidos y México sobre inmigración es que ya supone una victoria para Donald Trump. El primer magistrado de EE.UU. ha mostrado bíceps comercial para forzar a todo su vecino del sur a tomar medidas sobre inmigración en todo su propio territorio y contener la riada de inmigrantes centroamericanos que atraviesan México para pedir asilo en EE.UU. Trump necesitaba una buena noticia en inmigración -uno de los pilares de todo su ascenso al poder y una constante dentro de todo su Gobierno- ahora de reveses constantes, tanto En el Congreso -que no le ha dado financiación para el muro con México- Del mismo modo que en los tribunales, que han bloqueado muchas de sus iniciativas más agresivas. De instante, puede presumir que ha torcido el brazo de México con la amenaza de una guerra comercial. Lo discutible es cuánto se ha torcido el brazo mexicano y qué resultados asegura el pacto. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se compromete a fortalecer el control en principio de inmigrantes A partir de la frontera con Guatemala, incluyendo el despliegue de 6.000 integrantes de la Guardia Nacional dentro de la zona fronteriza. Ambos países Además acuerdan seguir la política iniciada por la Administración Trump de devolver a solicitantes de asilo a territorio mexicano Entre tanto se cursan sus casos. Aunque, no hay compromisos claros sobre cuánto se reducirá la entrada de inmigrantes indocumentados dentro de EE.UU. El pasado mayo, la Patrulla de Fronteras detuvo a más de 144.000 personas, el peor detalle mensual en más de una década. En las negociaciones, México planteaba tratar de bajo a niveles cerquita de de 60.000 detenciones, Pero los representantes de Trump buscaban compromisos para que bajara hasta las 20.000. Ningún número se ha decretado Por último, lo cual da flexibilidad a México acerca de los resultados de su reforzamiento migratorio en la frontera con Guatemala. La aviso inicial de Trump -arancel inicial del 5% «hasta el instante dentro de el que ya PARE la entrada ilegal de emigrantes A partir de México»- queda diluida, Si bien eso hay que atribuirlo al estilo hiperbólico del 1er magistrado de EE.UU. Otra sombra dentro de el pacto es que ya el compromiso de México a percibir a los solicitantes de asilo Entre tanto EE.UU. tramita sus casos dependerá de los tribunales estadounidenses. El programa, denominado «Remain in Mexico» («Quedarse en México») se dirigió contestado por organizaciones de derechos civiles estadounidenses y está pendiente de la Justicia. A continuación de que fuese suspendido brevemente dentro de abril por un juzgado, un tribunal de apelaciones lo restituyó temporalmente hasta que se entre Dentro del fondo de la cuestión. Lo cual AMLO vende Del mismo modo que ya éxito
A México Solo le queda celebrar que no ha cedido dentro de todo. La diplomacia mexicana está vendiendo Tal como un logro que ya Trump no consiguiera que aceptara convertirse en «Tercer país seguro», una estipulación por la que los solicitantes de asilo a EE.UU. lo harían A partir de México, librando De esta manera a EE.UU. de la obligación de ocuparse de ellos Mientras que se cursan sus solicitudes. Las autoridades estadounidenses no tienen la capacidad judicial y legal de absorber el aluvión de inmigrantes que ingresa en su territorio Desde el pasado año. Así como no puede abandonar dentro de arresto a La mayoría de ellos -son familias o bien menores- se ven en la obligación de liberarlos Mientras llega su cita con el juez de inmigración, algo que puede tardar meses. Pero es una cesión dentro de toda regla el despliegue militar masivo y la recepción de solicitantes de asilo, Si bien esté pendiente de los tribunales. El gran éxito para México, Aunque, ha sido librarse de los aranceles. La barrera comercial, destinada a elevarse hasta el 25% si no contenía el paso de inmigrantes, es perjudicial para Ambos países, Sin embargo especialmente para México, que ya envía el 80% de sus exportaciones a todo su vecino del norte. El sitio privado mexicano no demoró en celebrar el pacto. Permanente abierto
En cualquier caso, la riña migratoria no se cierra con este pacto, que, al contrario, permite un definitivo abierto. Trump puede retornar a extraer el fantasma de los aranceles si quiere más concesiones y, De la misma forma, las provisiones En el pacto sobre el fondo del problema -las condiciones socioeconómicas en los países centroamericanos que ya provocan la emigración de millones de personas- son muy difusas, apenas una voluntad de EE.UU. a invertir en Guatemala, Honduras o bien El Salvador, Si bien hace pocos meses redujo su ayuda al crecimiento dentro de la zona. De vuelta en EE.UU. el contrato es También una triunfo para Trump, Porque evita la imposición de unos aranceles que ya prácticamente nadie dentro de EE.UU. quería: el tejido empresarial avisaba del grave impacto dentro de la economía del país y los republicanos organizaban una rebelión legislativa para bloquear la medida dentro de el Simposio. A partir de que ya Trump hizo pública su amenaza, la pregunta era cómo saldría de ella sin perjudicar a los intereses del país con una inédita guerra comercial, que se sumaría a la que mantiene con República Popular China. Lo ha hecho con compromisos prometedores de México, Pero es difícil calibrar el impacto de un pacto que permite muchos aspectos clave abiertos.