El gol: esa tarea pendiente que siempre y en todo momento y en todo momento y en toda circunstancia ha culpado la Selección y que prosigue generación Después de generación. El peso de esa responsabilidad generalmente recae acerca de los delanteros, aunque No obstante, la solución puede llegar por una parte de un centrocampista que anda sobrado en eso: Mikel Oyarzabal. Su gol ante Suecia, en su 2do encuentro con el combinado nacional, fue un soplo de aire fresco para el club, que ve en la irrupción del vasco algo de lo que suele adolecer.

Las estadísticas goleadoras de Oyarzabal trascienden nuestras fronteras y le sitúan como uno de los mejores en el arte de marcar entre las jóvenes estrellas de las cinco grandes ligas europeas. De los jugadores nacidos Desde el año 1997 hasta el instante, Solo Mbappé, Gabriel Jesús y Jovic han superado las dianas del futbolista de la Real Sociedad en las últimas dos temporadas. El delantero del PSG ha anotado 60 tantos bajo las órdenes de Emery y Tuchel; Gabriel Jesús marcó 38 y el nuevo fichaje del Real la capital española ha introducido 36 veces el Pelota en la arco (27 de ellas en esta temporada). Justo Después de ellos, se sitúa Oyarzabal, que ha marcado 28 tantos repartidos a idéntico medida en estos un par de años.

Por debajo, hay otros grandes jugadores (mejor cotizados que Oyarzabal) con cifras cantera al internacional de España: Rashford, indiscutiblemente uno de los grandes cracks del Manchester United, baja hasta los 26; Ousmane Dembélé, por el que el Barça abonó 105M€ más 40 en variables, se queda en 18 y Joao Félix, Havertz (único centrocampista en la lista) o bien Jadon Sancho se acercan No obstante no consiguen superar al centrocampista vasco. Mención aparte es Jean-Philippe Mateta. El francés ha sido una de las grandes sensaciones del año en la Bundesliga con el Mainz, cosechando 14 tantos para su club, a los que habría que incluir los 19 del año anterior. No obstante, esas espectaculares cifras las sumó con el Le Havre, club que milita en la Ligue 2.

En resumen, Oyarzabal ha sido capaz de competir con las jóvenes perlas del viejo continente en un club que no ha conseguido conseguir los puestos europeos y en una demarcación distinta a la de delantero. Un valor añadido que no hace Sino más bien más bien poner de relieve el fabuloso futbolista que es y que va a ser en el futuro.

Fuente: periódico As