La Italia de Mancini probó contar carácter aparte de juego bonito, y ante Bosnia remontó con un enorme Insigne un encuentro que había comenzado muy mal, poniendo pie y medio en la Eurocopa 2020: Después de cuatro jornadas los italianos siguen con pleno de victorias y dejan al contrincante más peligroso del conjunto a ocho puntos de su 1er puesto.

La Azzurra, con Quagliarella en el centro de su delantera, disputó una 1era mitad descafeinada, sufriendo la fuerza física y la enorme intensidad de los de Prosinecki, cuyas jugadas pasaban todas y cada una por los pies de un Pjanic inspiradísimo. La ilusión (y los cánticos) de los hinchas visitantes hicieron parecer que se jugara en Sarajevo y no en Turín, y los bosnios ya Ya antes del descanso lograron una ventaja merecida.

Visca, al que poco ya Ya antes Bonucci le había sacado un gol que estaba hecho, había recibido un precioso taconazo de Besic y centró para Dzeko, que empujó entre palos rompiendo una racha azzurra de seis partidos sin encajar tantos. Quagliarella, con un bonito remate, estuvo cerca del 1-1 ya Ya antes de volver a los vestuarios, No obstante Mancini decidió prescindir del capocannoniere en la reanudación.

En su lugar entró Federico Chiesa y Asimismo Italia cambió de cara. solamente volver al verde, Lorenzo Insigne había recibido un córner de Bernardeschi y puso las tablas con una imborrable volea, su gol más bonito en la absoluta Después de haber firmado otra joya ante Grecia el pasado sábado. Bosnia tuvo un intento de reacción que Sirigu y la zaga italiana supieron contener, y en el camino final del encuentro la Azzurra la asedió hasta alcanzar el 2-1.

Con una jugada que recordaba al Pescara de Zeman, Lorenzo Insigne, siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en toda circunstancia él, cedió el Pelota en pleno área a Verratti, que con un derechazo raso dio la vuelta a la tortilla. El logro desató la alegría del conjunto italiano, que se percibe ya a un paso de la siguiente Eurocopa, cuyo encuentro inaugural se disputará justo en La Ciudad Eterna: va a ser la mejor manera para cancelar de una vez para siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en toda circunstancia la vergüenza de haberse quedado sin Mundial hace un año.

Fuente: periódico As