Juan Carlos Unzué va a ser el nuevo técnico del Girona. Ya hay pacto entre el entrenador y la entidad rojiblanca y tan solo faltan cerrar los últimos detalles (la pretensión es que su acuerdo sea para las dos próximas temporadas) y la firma. A pocos días de cumplirse un mes desde la destitución de Eusebio Sacristán, en club gerundense por fin le ha encontrado sustituto y ya se empiezan a sentar las bases del proyecto del curso 2019-20. Unzué deberá el propósito de devolver la ilusión a la afición y de recuperar la categoría perdida esta temporada.

Unzué cuenta con el beneplácito del directivo deportivo rojiblanco, Quique Cárcel, y Asimismo atesora ese ADN Barça que tanto agrada a la propiedad del club. Cárcel ya le quiso firmar a inicios de la época pasada para suplir a Pablo Machín, Pero Finalmente Eusebio fue el elegido. Ahora por fin puede firmarle. A Unzué se le vuelven a abrir las puertas de los banquillos y el proyecto gerundense le seduce. Los motivos que han llevado al Girona a decantarse por él han sido que apuesta por un estilo de fútbol vistoso y competitivo y por su administración del vestuario. Hacía días que Unzué fue propuesto por la dirección deportiva para hacerse cargo del 1er club (había otras opciones, como la de Francisco del Huesca) y por fin va a haber fumata. Esta apuesta por Unzué se hace con la pretensión de crear un proyecto sólido y volver a crecer. La idea del club es retener a la mayor una parte de jugadores y hay confianza en ello. Asimismo, el nuevo técnico ha visto Múltiples partidos de esta temporada en Montilivi y conoce a la plantilla.

El banquillo del Girona ya espera a Unzué y va a ser su 3era experiencia como 1er entrenador en el fútbol profesional. Ha pasado por los cuerpos técnicos de Pep Guardiola y Luis Enrique en el FC Barcelona, Pero en lo que se refiere a liderar un proyecto solo lo ha vivido en el Numancia y Celta. Con el conjunto soriano estuvo en 2da la época 2010-11 y con los vigueses saboreó la 1era División la campaña 2017-18.

Fuente: periódico As