fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Merkel rompe el protocolo y recibe sentada a la primera ministra danesa Tras los últimos sismos

La canciller alemana, Angela Merkel, ha roto este jueves el protocolo habitual al contribuir sentada en la recepción oficial realizada dentro de honor de la 1era ministra danesa, Mette Frederiksen, en la ciudad de Berlín. Ambas han escuchado la interpretación de los himnos nacionales de sus respectivos países sentadas en unas sillas colocadas en un Sólo pequeño podio ante a la orquesta. Merkel no ha sufrido ningún temblor esta vez y ha mantenido las manos en su regazo Mientras ha permanecido sentada. Acto seguido, ha caminado junto a Frederiksen delante de los soldados. La canciller alemana sufrió este miércoles otro episodio de sismos, el tercero dentro de menos de un mes, Durante una ceremonia de recepción al primer ministro finés, Antti Rinne. «No hay de qué preocuparse. Estoy firmemente convencida de que puedo rendir bien», declaró ella misma dentro de una posterior conferencia de prensa. Merkel respondió con cautela a la pregunta de si la opinión pública tenía derecho a saber cómo estaba su salud Más tarde de el tercer temblor dentro de otras tantas semanas. «Creo que ya he hecho los comentarios pertinentes. Y pienso que mi declaración de que ya estoy bien ha de ser aceptada. De la misma forma creo que Del mismo modo que ya vino, un jornada pasará. Pero Todavía no ha llegado ese momento», se limitó a decir. Por la fecha no ha trascendido si la canciller ha estado recibiendo algún tipo de procedimiento médico. En la conferencia de prensa que ya ha ofrecido este jueves al lado de la mandataria danesa, También ha vuelto a salir a relucir su estado de salud. «Soy consciente de la responsabilidad de mi cargo y A mí me comporto por consiguiente en lo que respecta a mi salud», ha subrayado. «Como persona, tengo el mayor interés en estar saludable y dentro de cuidar de mi salud», ha asegurado la canciller, que la semana siguiente cumple 65 años y que ya ha expresado que ya con ello se está dando cuenta de que ya se hace “vieja”. La canciller informó que mantendría sus compromisos. Este domingo, invitada por el presidenta francés, Emmanuel Macron, tiene planeado asistir al tradicional desfile militar que se efectúa en la ciudad de París Durante la fiesta nacional francesa, dentro de conmemoración de la toma de la Bastilla.