Octava sesión de la estadía del Atlético en Los Ángeles de San Rafael y otra vez a correr. La plantilla se ejercitó esta mañana en el campo de golf, dividida en dos Conjuntos, Koke al ante del primero, cronómetro en mano, recibiendo las felicidades del Profe Ortega, preparador físico, y sus dos ayundes, Carlos Menéndez y Daniel Castro, y con siete ausencias: los cuatro porteros (su entrenamiento siempre y en todo momento y en todo momento y en todo momento es alternativo y jamás participan de estas sesiones Sino más bien más bien poseen trabajo individualizado con Pablo Vercellone, preparador de porteros del Cholo) y tres jugadores de campo. Lodi, Saponjic y Kalinic

Los dos primeros fue por tema burocrático: los dos se estaban sacando el pasaporte para viajar a U.S.A., donde el Atlético proseguirá su preparación con una gira desde el 21 de julio. El serbio, Asimismo, ya Ya antes de volver a Segovia va a deber pasar por la villa de la villa de Madrid: El día de hoy su presentación con el club rojiblanco en el auditorio del Wanda Metropolitano a las 13:00. No obstante se entrena con el club desde el 1er día de la semana, con permiso singular del Benfica, club del que procede, faltaba un papel por firmar y hasta el día de el día de ayer no se hizo oficial. 

Kalinic y las cargas de trabajo

Después de la época pasada y esa mancha, la de las prácticamente 50 lesiones musculares de la plantilla, la planificación de esta temporada está siendo más minuciosa que jamás. Se trabaja duro, siempre y en todo momento y en todo momento y en todo momento con el Cholo, con Ortega, No obstante Asimismo se miden mucho las cargas de trabajo. a través de la semana, Savic, Adán u Oblak, han tenido sesiones individualizadas y alternativas de carácter preventivo. Esta mañana le tocó a Kalinic, Conforme sostuvieron desde el club. de ahí que el croata faltaba en la sesión del campo de golf. Un hombre de negro, No obstante, de ese color viste en esta 2019-20 el cuerpo técnico de Simeone, corría como uno más con los de rojo, los jugadores. Es Nelson Vivas, su tercero, a quien en esta estadía en San Rafael es común ver en ese lugar. Haciendo abdominales, participando en las carreras, poniendo centros al área, dándole clases a Lodi o bien subiendo las interminables cuestas de la urbanización desde el campo de fútbol a su hotel de concentración, el Segovia Sierra, tres kms y medio de distancia, aguantando como uno más las palizas del Profe. Esas que a continuación, en el instante las agujetas pasan, se convierten en fortaleza.  

Fuente: periódico As