fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

La presencia de China en Latinoamérica fuerza una mayor actividad de Japón

La relación comercial de Japón con América Latina está muy por detrás de la que mantiene China. Aunque, en los últimos diez años el comercio japonés con la región ha doblado las cantidades de la década previa, superando los 60.000 millones de dólares en 2018. Sin embargo ese volumen es cinco veces menor
que los 300.000 millones del comercio que ya el pasado año hubo entre China y los países latinoamericanos, Tokio resalta la mayor importancia estratégica que da a América Latina frente al avance chino Dentro del Hemisferio Occidental. Incluso en términos de créditos públicos, Japón ha incrementado sus aportaciones. El Japan Bank for International Cooperation (JBIC) financió en 2018 proyectos dentro de Argentina, Brasil, México y Centroamérica por valor de 1.300 millones de dólares, De Exactamente la misma forma que apunta el informe «Japón y ALC: el avance de relaciones dentro de una era de incertidumbre», del «think tank» Charla Interamericano. China otorgó el pasado año en la región créditos por valor de 7.700 millones, Sin embargo si se descuentan los 5.000 millones dirigidos a Venezuela, que ya se destinan a compra de petróleo, el resto de países se quedó con Sólo el doble de lo aportado por Japón. Ese interés estratégico fue destacado en su última visita a Washington por el director general para América Latina y el Caribe de la Cancillería nipón, Takahiro Nakamae, quien sugirió la intención de todo su Gobierno de marcar de cerca la repercusión República Popular China dentro de el Pacífico y el Índico. Conforme el informe de Diálogo Interamericano, «la importancia estratégica de la zona para El país nipón ha crecido al ritmo del ascenso global de China». No obstante América Latina «no está directamente implicada en las disputas marítimas que se están dando dentro de Asia, Japón se ha dado cuenta de la importancia del charla acerca de políticas con los gobiernos latinoamericanos, especialmente Dentro del momento República Popular China establece una creciente presencia global, con numerosos proyectos de puertos en marcha Sólo en América Latina y el Caribe». Es interés de Tokyo asegurarse de que la gestión de terminales portuarios En el litoral americano por la parte de República Popular China no limitará el movimiento de buques japoneses y de otros países. Con la finalidad de defender la libertad de navegación, «puede haber la necesidad de mejorar las capacidades para cumplir el ordenamiento marítimo dentro de la región», declaró Nakamae en Washington. Asociación económica
La relación de El país japonés con América Latina viene de lejos. Es el socio comercial asiático más viejo de muchos países americanos, en la que ya viven más de dos millones de personas de origen japonés. A partir de hace tiempo grandes empresas industriales japonesas trasladaron a Latinoamérica una parte de su producción, De Exactamente la misma manera que Ocurrió con la presencia de Nissan y Toyota en México Ya antes incluso de la entrada dentro de vigor del pacto de libre comercio entre este país, U.S.A. y Canadá que facilita la exportación de vehículos al mercado estadounidense. Ese pacto facilitó luego la instalación De la misma forma de otras compañías automovilísticas, Al idéntico que Honda y Mazda, Sin embargo todo su reciente reformulación, con una obligada subida de salarios dentro de México, puede llevar a la marcha de una parte de esas inversiones. Japón tiene acuerdos de asociación económica con Chile, México y Perú y ha negociado otro con Colombia. Cuenta Asimismo con incrementar su relación con Múltiples de esos países a través del pacto transpacífico TPP-11 y de una aproximación a la Coalición del Pacífico. A todo su vez, todo su sector empresarial ha visto interés en una asociación con Mercosur, sobre la que el Gobierno nipón Todavía no se ha pronunciado Sin embargo que ya podría explorarse Tras el pacto alcanzado entre Mercosur y la Unión Europea. Precisamente entre las últimas inversiones japonesas anunciadas hay plantas de producción dentro de Argentina, Brasil y Paraguay. Geopolítica
Tokio está viendo con intranquilidad la expansión de la influencia global de República Popular China por el temor a que ya esta pueda interferir, dentro de caso de conflicto, En el acceso por mar a fuentes de energía y otros recursos vitales para Japón. Con la colaboración de EE.UU. y Australia, y el respaldo menos comprometido de India, ha colocado en marcha la Estrategia por un Indo-Pacífico Libre y Abierto, que tangencialmente incluye De la misma forma el Hemisferio Occidental. En 2014 el primer ministro Shinzo Abe hizo una gira por cinco países latinoamericanos para presentar su programa de cooperación «¡¡Juntos!!», cuyos aspectos retornó a enfatizar Durante todo su visita en 2018 a Argentina con motivo del G-20. El gran salto de la relación comercial entre Japón y Latinoamérica se desencadenó entre 2003 y 2008. La crisis financiera mundial desencadenó una caída en 2009, de la que ya acto seguido se ha estado recuperando, con un bache en 2016 ya corregido. Mediante este tiempo el superávit comercial de El país japonés se ha ido reduciendo hasta llegar Ambos últimos años a una paridad de importaciones y exportaciones. El informe de Charla Interamericano Resalta las posibilidades que pueden abrirse para la inversión de infraestructuras en Latinoamérica por medio de la Corporación Financiera de Desenvolvimiento Internacional puesta dentro de marcha por U.S.A. en 2018 «para proveer una alternativa a iniciativas estatales» en mercados emergentes. Versa de un instrumento que ya búsqueda promover la inversión de empresas privadas que pueda competir con las inversiones estatales chinas en Asia, África o América Latina. Japón ha informado un memorándum de entendimiento para contribuir dentro de la iniciativa.