Esta Supercopa de Europa se recordará como el 1er encuentro continental arbitrado por una mujer. Stéphanie Frapart va a dejar plasmado su nombre en los anales de la historia del fútbol. Después de convertirse en la 1era colegiada en pitar un encuentro de la Ligue 1 (Amiens – Strasbourg) y ser considerada como una de las mejores árbitras de la Ligue 2, Frapart ha dado un paso más en su carrera con el Liverpool – Chelsea.

Por otra parte, Frapart no estará sola en el campo. La colegiada está acompañada por un club formado eminentemente por mujeres, figurando como ayudantes la francesa Manuela Nicolosi y la irlandesa Michelle o bien’Neal, que Asimismo estuvieron en la final del Mundial femenino.

En esta 1era parte, la francesa ya ha tenido que hacer en ante de múltiples polémicas, con un posible penalti a favor del Liverpool por mano de Christensen y un gol bien anulado a Pulisic por fuera de juego.

 

Fuente: periódico As