“Los trabajadores tenemos la oportunidad de subirnos a esta lucha donde, si perdemos, pierde toda la humanidad”, señaló a PRENSA LIBRE ONLINE el capitán Mariano Moreno, secretario adjunto del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo y director de la Oficina de Acción Climática, donde esta mañana quedó conformado un amplio frente sindical de acción contra el cambio climático global que llevará la posición de los trabajadores organizados de nuestro país a la Conferencia de las Partes (COP-25) que se realizará a fines de este año en Santiago de Chile, y que es el máximo órgano global de decisión y debate sobre este acuciante tema.

“Estamos saqueando el recurso de las generaciones futuras, porque hoy los seres humanos consumimos un 75 por ciento más de lo que la Tierra está en condiciones de producir de manera sustentable”, alertó Moreno, quien aseguró en la reunión que una de las prioridades de esta lucha por el cuidado del medioambiente, además de reducir la emisión de gases de efecto invernadero, es una innovación tecnológica responsable que impida, además, la importación de tecnologías obsoletas: “No tenemos que permitir que nuestro país se convierta en el basurero del mundo”.

Como parte de las iniciativas de innovación tecnológica propuestas por este sindicato se expuso en esta reunión el proyecto de diseño y construcción de buques portacontenedores propulsados a gas natural licuado (GNL), un combustible muy abundante en la Argentina a partir del inicio de la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, que permitiría reducir los costos en combustibles para el transporte naviero de cargas y que en Europa es la tecnología elegida para la reconversión tecnológica por sus grandes ventajas ecológicas y medioambientales respecto de los combustibles pesados que se utilizaban hasta hace poco para propulsar los barcos.

“Que Vaca Muerta no sea la nueva soja”

A su vez, el secretario general de Patrones, capitán Julio González Insfrán, sostuvo en la reunión que este proyecto va en consonancia con un proyecto más integral de desarrollo nacional, ya que le muestra al sector privado que para bajar mejorar la competitividad de nuestras industrias hay opciones mucho mejores que bajar los salarios y ser exportadores sólo de materias primas: “Que Vaca Muerta no sea la nueva soja”, graficó.