fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

La CIA extrajo a todo su primordial espía de Rusia por miedo a que le delatara Trump

Tal fue el nerviosismo de la inteligencia norteamericana Acto seguido de la victoria de Donald Trump en las pasadas elecciones que decidió extraer a todo su espía más valioso de Rusia A continuación de que el presidenta tomara posesión de su cargo dentro de 2017. El temor de la CIA era que el flamante presidenta acabara revelando, consciente o inconscientemente, detalles que delataran a ese espía, que abandonó Rusia en secreto y sin inconvenientes. De instante no se conoce la identidad de ese espía, cuya existencia descubrió La este día de ayer la CNN. Los únicos datos que hay de él es que trabajaba De La misma manera que un topo En el Gobierno ruso y proporcionaba data muy valiosa acerca de el presidenta Vladímir Putin y todo su círculo más estrecho de asesores y subordinados. La CIA temía que quedara al descubierto y fuera encarcelado o bien ejecutado. No es que la inteligencia de EE.UU. pensara que Trump podría traicionar a sus propios agentes voluntariamente. El temor era más bien que por medio de una conversación informal con el propio Putin o bien A través de algún mensaje en Twitter, el presidenta acabara cayendo en alguna trampa o revelara inconscientemente detalles que condujeran a este espía dentro de cuestión. El incidente pone en patentiza la contradicción que existe dentro de la administración estadounidense con respecto a Rusia. Por un lado, la inteligencia sigue tratando a Rusia Del mismo modo que uno de sus primordiales adversarios geoestratégicos, en línea con la postura oficial del Pentágono, Mientras Trump ha defendido una y otra vez la necesidad de un acercamiento político. El fiscal singular Robert Mueller investigó hasta marzo si es que el Kremlin había ayudado a Trump a ganar las elecciones presidenciales de 2016. La conclusión se dirigió que Rusia sí tenía dentro de marcha al menos dos campañas de injerencia digital para facilitar la victoria del actual presidente, Sin embargo que este no participó conscientemente de esas conspiraciones. Dentro de esas campañas participó necesariamente la inteligencia rusa, Según Mueller. La Casa Blanca negó El día de ayer la veracidad de la historia, acusando a la cadena CNN de «poner en riesgo incluso las vidas de los agentes» con sus revelaciones, tal y Del mismo modo que afirmó la portavoz de la presidencia, Stephanie Grisham. La cadena de televisión citó fuentes en la inteligencia norteamericana.