En el Racing no contaban con Aitor Buñuel en el entrenamiento del miércoles en las Instalaciones Nando Yosu Puesto que el viaje que le había preparado la Federación Española para trasladarse desde la concentración de la selección Sub-21 en Castellón a Santander preveía que llegará a la capital cántabra a 1era hora de la tarde. No obstante sí entrenó. El lateral navarro se buscó la vida para cambiar el viaje Puesto que no quería perder una sesión que podría suponer que Iván Ania optara por dejarle en el banquillo contra el Rayo Vallecano.

Aitor dejó en taxi, a las 5:00, la concentración de la capital castellonense, tomó un vuelo Valencia-Bilbao a las 7:00 y, solamente aterrizar en el aeropuerto de Loiu, completó con un taxi directo a las Instalaciones de La Albericia. Total, que había recibido en el vestuario a la mayor una parte de sus compañeros y le mantuvo al míster que quería entrenar como uno más. Y eso hizo, aunque Ania le mandó a la camilla de masaje en el instante sus compañeros fueron a jugar al futvoley en los últimos minutos de la sesión.

Al 100%. El Deportista de Tafalla pasó por los micrófonos de SER Deportivos Cantabria y aseveró estar en perfectas condiciones: «He querido llegar al entrenamiento para acelerar el proceso de rehabilitación Después de el encuentro y me encuentro bien físicamente y si el míster lo considera oportuno estaré para poder jugar al 100%».

Respecto al duelo con el cuadro franjirrojo, el defensa navarro tiene claro que «el Rayo Vallecano tiene un equipazo, ha mantenido el bloque que debía en 1era, No obstante estamos convencidos de que nos podemos llevar los tres puntos el viernes». Buñuel es de los convencidos que a esas victorias llegarán sin modificar su plan de juego: «Es una propuesta valiente, de dominar el Pelota y de llegar a las ocasiones por medio de la posesión. Es claro que te expones más, No obstante a la larga nos va a dar más de lo que nos puede quitar en partidos puntuales. Solo hay que limar pequeños equivocaciones».

Fuente: periódico As