fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

Otro instante crítico para Valverde en el Barça

Si algo define a Valverde es la honestidad. La de sus palabras en Los Cármenes era brutal («me considero responsable«, «en el instante pierdes, al menos has tenido que procurar merecer ganar…, y no hemos merecido ganar»). No obstante si es por honestidad, su estampa parado en la zona técnica y Finalmente sentado en el banquillo viendo el panorama del 2-0 engañaba menos aún. Un hombre preocupado y prácticamente trists que observa prácticamente con desolación que la cosa no marcha y que este club que hace leyenda hace más de una década se comienza a derrumbar. El Barça ha empezado absolutamente desnortado la época lejos del Camp Nou. Sus resultados fuera son los peores de los últimos 25 años y, para un entrenador que acabó la época discutido, esa es la peor noticia posible.

Esta es la 3era temporada de Valverde en el Barça y este es su 3er instante crítico. El Txingurri, que aterrizó en plena depresión por la marcha de Neymar al PSG, fue capaz de volver a reinventar al Barça de Messi. Se inventó un 4-4-2 que hizo olvidar al brasileño a través del orden y de un club ortodoxo que no perdió un encuentro de Liga prácticamente hasta el final (Levante) en el instante ya era vencedor. Pero, Valverde vivió su 1er instante crítico en el Barça ese 1er curso. Bartomeu pensó romperlo todo y cargárselo más tarde del 3-0 de la ciudad de La Ciudad Eterna que echó al Barça de la Champions en los cuartos. La decepción fue mayúscula en la planta noble de Can Barça y Bartomeu se ocupó de hacer correr la idea de que el puesto de Valverde corría peligro si perdía la final de Copa contra el Sevilla en el Wanda. El Barça la ganó 5-0 en una contestación concluyentes del vestuario al 1er magistrado acerca de su confianza en el entrenador.

Después de volver a arrasar en LaLiga como el 1er año, y de ser un club más fiable fuera de casa en Europa (victorias en Wembley ante al Tottenham y Old Trafford ante al United), el Barça se retornó a despeñar en Liverpool. Aquel 4-0 dejó en shock al Barça, que se veía en la final del Wanda Metropolitano. Un golpe durísimo que, A pesar de que aquel día tuvo más de poca reacción en los jugadores, especialmente en los líderes, que de fallo táctico, retornó a iluminar la figura del Txingurri. Una caída de la que ciertos aún no se han recuperado y que tuvo el estoque en el Benito Villamarín. más tarde de perder la final de Copa contra el Valencia, el puesto de Valverde corrió peligro 48 horas. Fue Josep Maria Bartomeu en 1era persona quien aseguró la continuidad de Valverde A pesar de La carencia de unanimidad en la Junta Directiva. Bartomeu impuso su criterio y viendo que el mercado no le ofrecía ningún técnico de garantías, decidió con todas y cada una y cada una de las consecuencias que Valverde siguiese.

No obstante este curso la crisis ha empezado mucho ya Ya antes de lo previsto. Es septiembre y el Barça ya está en una ocasión límite. Con los peores resultados en LaLiga de los últimos 25 años. Sin respuestas fuera de casa y, lo que es peor, con síntomas de cierto hartazgo en el vestuario. Es el 3er instante crítico de Valverde, el primero en LaLiga. con lo que sea, el club no tira y nada funciona. Piqué lleva cuatro tarjetas en cinco partidos, Suárez prosigue sin aparecer lejos de casa, Griezmann semeja aparcado sin sentido en la banda izquierda sin capacidad para rebelarse. Eso por no platicar de las apariciones y desapariciones de Busquets y Rakitic en el centro del campo, el desastre de los laterales, el minuto loco de Vidal solamente salir en Granada y la poca comunicación que se observa. Eso sin contar con el capitán, Messi, que apuró sus vacaciones hasta el último minuto, se lesionó en el 1er entrenamiento del curso y ha dado síntomas de estar muy corto de preparación en sus dos ratos en Dortmund y Granada. Otro Messi ya hubiese estado al mando de las operaciones en Los Cármenes y no ha sido la ocación. Demasiadas malas noticias para el Barça, que no tuvo alma, táctica, pasión ni fútbol en Granada y semeja falto de estímulos. La advertencia de caer a plomo, de que se acabe una era. En mitad de ese descampado que es ahora el Barça está Ernesto Valverde. Es un hombre inteligente y con recursos y lo está intentando: se ha inventado a Ansu Fati, ha movido jugadores y dibujo… No obstante afín ha llegado el instante de caducidad de ciertos jugadores. o bien de la convivencia del conjunto. Para salir de este 3er instante crítico va a disponer que superarse.

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *