fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

Galán, el azote de la RFEF, logra la propiedad industrial del VAR

AS desveló el pasado 24 de abril una historia desconocida acerca de el VAR. Si la patente del invento del mecanismo fue en su día de Mario Conde y la propiedad intelectual la demandó Francisco López, ahora había una puja por hacerse con la propiedad industrial de la marca para poder comercializar sus derechos. La querían Mediapro y Miguel Galán, directivo de la escuela de entrenadores CENAFE y azote de la RFEF por querellas y denuncias a raíz del Caso Haití, Recre, Soule, etc. Y el día de el día de ayer la historia tuvo continuidad. La Oficina Española de Patentes y Marcas le dio la concesión total al empresario madrileño para los próximos 10 años Después de unos meses de suspenso.

Galán hizo la pedido el pasado 7 de febrero. Vio que había seis registros del acrónimo VAR, conque abonó vía online 850 euros en la oficina europea (EUIPO) para registrar de forma más descriptiva la marca VAR-Video Assistant Referee (referencia 018019997). Mediapro reaccionó y el 12 de abril anunció oposición, basándose en otra marca que debía registrada en España con la referencia M3697106 (VAR, sin descripción) desde el 22 de junio de 2018. La resolución, ante la que se puede recurrir en un mes, es clara: «No se considera de aplicación el artículo 6.1.b) de la Ley de Marcas (Ley 17/2001, de diciembre), por diferencias denominativas y gráficas con las marcas oponentes A 017668906 VAR y A 017668906 VAR. Los términos coincidentes de las marcas en liza son descriptivas de los servicios reivindicados y no apropiables en exclusiva, (video assistant referee o bien videoarbitraje)».

La EUIPO les dio dos meses para conciliar. Y A pesar de los contactos de Galán con Ipamark, agente que lleva las marcas y patentes en Mediapro, no hubo un pacto. Después de este nuevo paso en el proceso, ahora va a ser el organismo internacional el que sentencie quién tiene la razón o bien si deben convivir ambas marcas, cada uno con su nombre y su logo.

Un historia curiosa Después de el VAR

FIFA y UEFA se apoderaron de lo que El día de hoy conocemos como videoarbitraje, Pero su origen y su futuro pasan por España. El germen del invento fue de Antonio Ibáñez de Alba. El que fuera científico gaditano de la NASA fue contratado en 1995 por Mario Conde para desarrollar una serie de patentes en su sociedad Valores Antillanos. A Ibáñez de Alba ya se le había encendido la bombilla, indignado, con el codazo de Tassotti a Luis Enrique en el 94, conque en cuanto llegó a su nueva empresa se puso a efectuar el informe preliminar de un sistema inteligente para asistencia en resoluciones arbitrales de diferentes deportes. Conde le animó a patentarlo y lo registró con La denominación de su empresa el 1 de septiembre de 1995. Éste Solo fue el 1er lío del VAR, Puesto que acabó con una demanda de Ibáñez de Alba a Conde, en la cárcel y embargado, por apropiación de patentes (la protección es a lo largo de 20 años) como única vía para cobrar su trabajo.

Le hicieron el mismo caso a Ibáñez de Alba que la RFEF a Francisco López. Este madrileño de 64 años aseguró en AS en 2017, papeles en mano, que el invento era suyo y que, Después de habérselo expuesto en diversas ocasiones a la RFEF y a la FIFA, estos organismos lo plagiaron. Inscribió su proyecto en el Registro General de la Propiedad Intelectual en 1999 bajo La denominación de El Fútbol del Siglo XXI, y su posterior ampliación fue inscrita en dicho registro en 2006. Por esta discriminación, puso una querella criminal (admitida a trámite) contra Ángel María Villar (expresidente de la RFEF) y García Aranda (jefe del departamento de arbitraje de la FIFA), aparte de Infantino (1er magistrado de la FIFA) y Rubiales (actual 1er magistrado de la RFEF) como responsables subsidiarios. Y la ocasión aún prosigue abierto, con la petición de López de 15 millones de euros como compensación que donaría a organizaciones no gubernativos de la lucha contra el Alzheimer y el cáncer. 

La aparición de Galán y Mediapro Solo es un episodio más en esta historia.

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *