fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Chirac, el primer magistrado que más barato le salía a los franceses

Según el Tribunal de Cuentas (TdC), Jacques Chirac era el presidenta que más «barato» salía a los contribuyentes franceses, entre los últimos cuatro últimos de la V República, beneficiándose de la generosidad de amigos millonarios. Conforme el TdC, en el 2018, Chirac costó a los presupuestos del Estado 224.131 euros; Nicolas Sarkozy, 827.891 euros; François Hollande, 804.377 euros, y Valery Giscard d’Estaing, 710.439 euros. Ese coste no añade el sueldo de los expresidentes (6.022, 96 euros mensuales, brutos), ni el coste del chófer y los oficiales de policía afectados a su seguridad personal. El precio de los despachos de los expresidentes es una de las facturas más sustanciales, dejando al descubierto algunos «desequilibrios». El año pasado, el despacho y oficinas de Giscard costaron 293.612 euros,; los de Sarkozy, 293.991 euros, y los de François Hollande, 253.294 euros. Los de Chirac Solo costaron 30.899 euros al erario público. Después de abandonar el Elíseo y ser juzgado y condenado por delitos de corrupción, cometidos siendo alcalde de París, Jacques Chirac vivió muchos años en residencias que le prestaron sus amigos Rafiq Hariri (viejo 1er ministro del Líbano) y François Pinault (uno de los hombres más ricos de Francia y Europa). Esa amistosa generosidad ahorró a los contribuyentes más de 200.000 euros anuales el alquileres y salarios de colaboradores.