fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

El vencedor de Europa se refugia en Anfield para puntuar

El vencedor de la Champions regresa a Anfield y se enfrenta a una pequeña copia de su estilo, un RB Salzburg que no Solo marcó seis tantos en el 1er encuentro del conjunto ante al Genk, Sino más bien más bien Asimismo lleva 40 tantos en tan Solo nueve partidos de liga (o bien 55 tantos en 12 partidos en todas y cada una y cada una de las competencias en las que ha participado). A su entrenador norteamericano, Jesse Marsch, le agrada atacar, jugar con intensidad alta y velocidad. Y El día de hoy se halla con un Liverpool que lo ha ganado todo en la liga, No obstante al que se le vieron las costuras ante el Nápoles (derrota por 2-0) y Asimismo ante al Sheffield United: los delanteros semejan cansados, al club le falta chispa. Y hasta acá la anterior con números.

Como del Liverpool se conoce prácticamente todo, hablemos de un Deportista que afín, por inconvenientes físicos, no juega. No obstante que si Lo efectúa hay que seguirle. El RB Salzburg tiene un delantero de 19 años, Erling Haaland, que marcó un hat-trick en su comienzo en la competición ante al Genk y merece su atención. Noruego, alto (1.91 mts), no es un rematador natural No obstante mejoró por su deseo de aprender, Conforme Ole Gunnar Solskjaer, uno de los entrenadores que le ayudó a crecer y al que le dedicó muchas horas de entrenamiento en el instante dirigía al Molde. Solskjaer no puede presumir de esa frialdad con la que encara la arco contraria, eso es natural.

Como se percibe en el instante contesta las preguntas de los cronistas (En ocasiones como monosílabos, para divertirse, siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en todo momento ignorante del escenario en el que se halla). Vive el fútbol sin presión: el capitán del club le descubrió paseando con el auto por el centro de Salzburgo la día de ya Ya antes del encuentro ante al Genz. Bajó la ventana del auto y solo se oía el himno de la Champions. Nacido en Leeds donde jugaba su padre, Alf-Inge Haaland, al que Roy Keane le partió la pierna a propósito, afín ha descubierto a su lado que el fútbol no es una cosa de vida o bien muerte.

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *