fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Manifestación de la ultraderecha en Berlín el jornada de la Unidad Alemana

La Avenida Friedrichstrasse, en el centro de Berlín, y su prolongación hasta la estación central de la capital alemana está tomada por un duro dispositivo policial. Los agentes armados se exhiben inflexibles frente los viandantes que intentan penetrar en el recinto cerrado al tráfico. El objetivo es aislar la manifestación en la que unos 2.000 ultraderechistas gritan consignas en contra de Merkel y en contra de los extranjeros que «invaden» Alemania. «Merkel fuera» y «esto es Alemania, no es vuestro país» son Ciertas de las consignas de la marcha, junto a otras más difíciles de descifrar Al igual que «traidores a la patria, no nos vencerán». Preguntarles acerca de su significado, en todo caso, resulta imposible. «Mierda de prensa», responden a los periodistas que se atreven a acercarse a la manifestación, «periodistas mentirosos», «mensajeros de la tontería», son algunos de los piropos que cosechan en su intento de entrevistar a algún manifestante. A Sólo unas manzanas de esta manifestación, la canciller Angela Merkel participa en las celebraciones oficiales de la fiesta nacional del 3 de octubre, el día de la Reunificación alemana. En su discurso institucional, ha hecho balance de los logros y los déficits Aún por superar de un proceso que considera Aún «inacabado». Merkel ha recordado a las damnificados de la dictadura comunista de la RDA y ha subrayado el valor de esa «generación de alemanes del este sobre los que a la carga de la división siguió el peso de la reunificación», No obstante De la misma forma ha destacada que «en muchos alemanes la percepción del proceso se asocia ya a experiencias positivas e aun aquellos que lo vivieron tan mal pueden ver Hoy en día el efecto ventajoso que ha tenido para sus hijos y para sus nietos». Merkel, en defensa del globalismo
Contra cualquier tipo de nacionalismo, Merkel ha defendido «la multilateralidad y el globalismo en los cuales ha de inscribirse el constante trabajo de unificación, una labor continua y constante que consiste en conseguir día a día más la cohesión de todas y cada una de las personas que viven en nuestro país». Asimismo ha solicitado un compromiso ciudadano democrático en su discurso. «Como ciudadanos en democracia, a dos tenemos obligaciones, En tanto que la libertad Sólo puede ser entendida De esta forma tal y como la otra hacia de la responsabilidad». «Podemos abrir debates abiertos y controvertidos, No obstante al mismo tiempo debemos exigir el cumplimiento de las reglas del juego de la Constitución», ha dicho, «y eso significa no a la intolerancia, no a la exclusión, no al odio y al antisemitismo». «Como ciudadanos en una democracia», parecía responder a la manifestación de extrema derecha que transcurría a esa hora por el centro de la capital alemana, «todos tienen el deber de creer en la libertad y en el estado de derecho, comienzos válidos para todos y cada uno de los ciudadanos que conviven en Alemania». La marcha ultraderechista, que devuelve por unas horas a Berlín a los oscuros años 30, ha sido convocada por una iniciativa denominada «Wir für Deutschland» («Nosotros por Alemania»), que está bajo observación de los servicios secretos de Interior por su extremismo y sus relaciones con movimientos violentos de extrema derecha. Los organizadores esperaban la participación de hasta 5.000 seguidores, Sin embargo, tal y como si es que fuese Ocurrió el pasado año en esta misma fecha, la respuesta ha sido mucho menor. El despliegue policial responde a la creciente alarma por la militarización de los ultraderechistas, que ha podido constatarse Posteriormente de varias redadas posteriores al asesinato, el pasado mes de junio, del alcalde cristianodemócrata Walter Lübcke, cuyo asesino confeso, Stephan Ernst, ha participado en ediciones precedentes de manifestaciones De esta manera como esta. El ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, se ha comprometido a tomar medidas contundentes Despues de reconocer que «el crecimiento en el número de armas encontradas a asaltantes de derecha es alarmante», por lo cual ha decidido a fortalecer significativamente las medidas de seguridad en términos de personal y estructura. En 2018, se registraron 563 delitos de motivación neonazi en Alemania, incluidos 235 delitos violentos. En la investigación de los casos, la policía Halló un total de 1.091 armas, incluidos artefactos explosivos, pirotécnicos e incendiarios. En este contexto, la policía evita a toda costa que la manifestación que recorre Hoy el centro de Berlín llegue a encontrarse con movimientos de izquierda que se autodenominan «Antifas», en las calles adyacentes, y De la misma forma aun con otra manifestación, de ciudadanos que protestan por las subidas de los alquileres y que se desplaza Solo unas manzanas más al este. «¡Si nos buscáis nos encontraréis!», se gritan los participantes de la manifestación de una a otra orilla del río. El pasado año, en esta misma fecha, la noche acabó con Múltiples heridos y 37 detenciones.