fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

El Getafe aprovecha la expulsión de Llorente y remonta a la Real

El Getafe se lleva la victoria del Reale Arena remontando el tempranero gol de la Real Debido a una buena 2da parte en la que fueron capaces de anular a un club donostiarra que había dado una verdadera exhibición en la 1era mitad, No obstante no le sirvió de nada. La expulsión De Diego Llórente con más de media hora de juego por delante resultó fundamental y dio alas al Getafe para finiquitar llevándose los tres puntos. Tendrán que aprender los donostiarras de lo acontecido, y Asimismo el Getafe, que no puede tirar 45 minutos por la borda con tanta facilidad. En Anoeta tuvo tiempo de reacción, No obstante no siempre y en todo momento y en toda circunstancia y en toda circunstancia va a ser así. pues no siempre y en todo momento y en toda circunstancia y en toda circunstancia se van a encontrar con una expulsión que les facilite las cosas. 

El encuentro arrancó por los derroteros esperados, con la Real intentando hacerse con el dominio de la pelota, y el Getafe bien pertrechado en defensa, con su dureza frecuente, para buscar desactivar sus líneas de pase y salir a la contra de forma rápida con asesina y Jorge Molina, frescos al haberse evitado el largo viaje a Krassnodar. En la Real, Guevara era la sorpresa en la sala de máquinas, un claro mensaje desde el banquillo de Imanol Alguacil, cuya premisa era volver a contar mucho más el Pelota, algo de lo que adoleció el club realista en Sevilla, y fue el principio del fin de un encuentro que le hizo perder las buenas sensaciones que había encontrado. 

Dio frutos primero el estilo de la Real, pues a los cinco minutos de juego una buena combinación por la derecha entre Zaldua y Portu acabó con un centro del murciano que Mikel Merino remató de cabeza a la red, ante la caraja monumental de la defensa del Getafe, que se pareció poco al club de Bordalás. Ni presionaba arriba, ni era duro en defensa, ni achicaba el centro de campo para eludir los pasillos interiores. Ese contexto era un caramelo para Oyarzabal, Ødegaard y Merino, que no pararon de efectuar combinaciones que no terminaron en gol por muy poco.

Fue prácticamente un milagro que la Real no se fuera al descanso con un resultado mejor. Y Entre tanto el Getafe, desaparecido en esos primeros 45 minutos, se dedicó a explorar el otro fútbol que tan bien controla Bordalás para sacar a sus rivales del encuentro, esta vez sin éxito. Suárez, Nyom y Jasón tuvieron sus más y sus menos con jugadores de la Real, y prácticamente estuvieron más tiempos tirados acerca de el césped que de pie. Solo un disparo tímido desde la frontal de Fajr es demasiado poco para un club que quiere crecer en la liga y que Europa no se convierta en su penitencia. 

Se esperaba una reacción de vestuario de Bordalás, que es algo que maneja realmente bien. No obstante se halló con una Real muy seria, que procuró estar ajena al otro fútbol, y que quería cerrar cuanto ya Ya antes el encuentro con el 2do gol. Imanol debía claro que no quería ninguna distracción, como la de Portu, que se fue al vestuario discutiendo con Fajr. El encuentro siguió por exactamente los mismos derroteros, No obstante el Getafe dio un paso adelante, salió Kenedy para potenciar la banda izquierda con Cucurella, fue más agresivo en su presión, y obligó a la Real a jugar más en largo perdiendo algo el control de la ocasión. Con el Getafe en pleno desarrollo, llegó la jugada clave del encuentro, la expulsión de Diego Llorente por doble amarilla, por cortar un Pelota con la mano evitando un mano a mano de asesina. 

Eso cambió radicalmente el escenario, pues el Getafe sí creyó que podía darle la vuelta al marcador, Entre tanto la Real no era capaz de detener esa avalancha, comandada por un enorme Kenedy, que lideró saliendo desde el banquillo al conjunto azulón. asesina empató primero en uno de los pocos desajustes defensivos de la Real, y acto seguido remató la faena Maksimovic al marcar el gol de la victoria al cazar un rechace En el área pequeña.

Imanol Alguacil intentaba reaccionar para buscar el empate, ponía toda su artillería acerca de el campo, No obstante el Getafe era ya para entonces un muro infranqueable. en el instante los azulones se dedicaron a jugar y no a impedir jugar al contrincante, le dieron la vuelta al resultado. Curioso. A la Real, que desde la expulsión de Llórente lo vio todo muy cuesta arriba, no se le puede negar valentía. No obstante esta vez le sirvió de poco. Cuantas veces lamentaran no haber matado en su buena 1era parte el encuentro. Cosas del fútbol.

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *