Dos personas han muerto en Halle (este de Alemania), al abrir fuego un hombre, que inmediatamente se dio a la fuga en un auto, sostuvieron fuentes policiales, que pidieron a la población no salir de sus viviendas. Conforme el jornal “Bild”, el tiroteo se produjo en las cercanías de una sinagoga y el hombre habría lanzado a su vez una granada de mano en el cementerio judío.