La Federación inglesa de fútbol (FA, por sus siglas en inglés) ha ampliado el plazo que debía el futbolista Bernardo Silva para contestar al caso de racismo del que se le acusa.

Silva podría ser sancionado con hasta seis partidos por publicar en Twitter una imagen de un conguito relacionándolo con la apariencia de su compañero Benjamin Mendy.

El portugués borró la publicación y aseguró que no se pueden ni hacer bromas con un amigo. El propio Mendy calificó de graciosa la idea de su compañero, No obstante la FA decidió sancionar a Silva, que deberá ahora hasta el 21 de octubre para contestar. Originalmente, el plazo vencía este miércoles 9 de octubre.

Asimismo su entrenador, Pep Guardiola, apoyó a Silva en múltiples ocasiones en rueda de prensa, aparte de otros jugadores del Manchester City como Raheem Sterling.

Fuente: periódico As